MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Sábado 15 de Diciembre del 2018 - 12:28 PM

¿Y por qué deberíamos alegrarnos?

Posted on

Share this on anywhere you want!

Columna de opinión: Punto ciego

Tan malo fue el proceso anterior de la Selección Nacional que ahora solo porque Gustavo Matosas asiste a los partidos de Primera División ya se le está alabando, pero ¿No es una de sus funciones? Comprendo que todavía no ha iniciado formalmente labores, pero que fácil es hacer sentir contento al aficionado costarricense.

Voy a explicar por qué no deberían de sentirse felices por esto, aunque aclaro, es obvio que genere buen augurio, pero antes de todo:

Lástima que Ronald González no acompañó a Matosas a los encuentros del campeonato nacional, habría sido de buena ayuda, pero sus razones tendrán del por qué se retractaron de esto, porque eso fue lo que pasó, González iba a ir, pero de último momento le dijeron NO, de buena fuente lo sé.

En primer lugar, ese sentimiento de alegría de que Gustavo Matosas ande de estadio por estadio es producto de la mediocridad de la cual venimos saliendo, no hay otra respuesta. Si el “Machillo” hubiese asistido a las canchas esto no tendría cabida.

Todavía no se ha hecho nada, claro que genera ilusión lo que se pueda hacer en el futuro, pero de momento no se ha obtenido nada. Tengan paciencia y no se ilusionen tan rápido, porque el golpe puede ser duro, espero equivocarme.

¿Qué sí reconozco? Fácil, no lo voy a felicitar por ir a un partido, pero sí por asistir a 3 en un solo día estando uno seguido del otro, o también por buscar con anticipación posibles seleccionados, algo muy inteligente, porque no quiere arriesgarse en los primeros amistosos, sino, quiere ir con seguridad. Él valora y cuida su puesto.

Querer felicitar, alabar, o llámenle como deseen, a Matosas por ir a ver partidos o alegrarse por ello es como que mi jefe esté satisfecho porque llegué a la oficina del trabajo o porque fui a cubrir un juego para obtener reacciones de los futbolistas, es decir, no tiene sentido alguno porque es parte fundamental del empleo. Es una obligación, no un extra.

Lo anteriormente manifestado es la opinión del periodista y no tiene relación alguna con la línea editorial de este medio.