MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Jueves 14 de Noviembre del 2019 - 5:30 AM

Warriors recuperan a Thompson y suspenden a un accionista por empujar a Lowry

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – Los Golden State Warriors, que el miércoles perdieron el tercer partido de la Final de la NBA frente a Toronto Raptors y van 2-1 por detrás en la serie, no podrán contar de nuevo con Kevin Durant pero recuperarán a Klay Thompson para el cuarto encuentro, confirmó este jueves su técnico, Steve Kerr.

Los Warriors, diezmados sin dos de sus mejores jugadores, fueron superados de principio a fin por los canadienses 123-109 el miércoles y necesitarán la mejor versión del escolta en el siguiente encuentro para firmar las tablas en el Oracle Arena, en Oakland.

“Kevin no jugará mañana. Continuará con su tratamiento. Seguirá trabajando. Se trata de que el cuerpo técnico me diga que está listo”, señaló en conferencia de prensa el entrenador de los vigentes campeones, que han ganado el anillo tres de los últimos cuatro años.

“La esperanza es que pueda volver para el final de las series”, agregó.

Durant, actualmente el máximo anotador en playoffs de Golden State con 34,2 puntos por partido y el Jugador Más Valioso (MVP) en las últimas dos finales de la NBA, ha estado fuera desde hace un mes por una lesión en la pantorrilla derecha que se produjo el 8 de mayo durante el quinto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste frente a los Houston Rockets.

Por el otro lado, Kerr anunció que Klay Thompson volverá al quinteto inicial luego de superar sus problemas en los isquiotibiales.

“Klay tiene planeado jugar mañana. Esperamos que juegue salvo que haya algún imprevisto”, sentenció.

Mark Stevens, accionista minoritario de los Golden State Warriors y que empujó el miércoles al base de Toronto Raptors Kyle Lowry durante el tercer partido de la Final, fue suspendido este jueves por la NBA sin poder acudir a encuentros de la liga mientras continúa la investigación.

“El representante de un equipo debe acogerse a los más altos estándares y la conducta del inversor de los Golden State Warriors Mark Stevens la pasada noche va más allá de lo inaceptable y no tiene lugar en nuestra liga. Mientras prosigue la investigación, el señor Stevens no podrá acudir a partidos”, explicó en un comunicado Mike Bass, vicepresidente ejecutivo de comunicaciones de la NBA.

“El comportamiento del señor Stevens no refleja los valores que esperamos que encarne nuestro equipo. Estamos extremadamente decepcionados por su gesto y presentamos, al mismo tiempo que el señor Stevens, nuestras más sinceras disculpas a Kyle Lowry y a los Toronto Raptors por este desgraciado incidente”, habían dicho antes los Warriors.

El incidente, difundido en directo por la televisión estadounidense, tuvo lugar en el último cuarto del tercer partido de la Final, que terminaron ganando los Raptors 123-109 para adelantarse 2-1 en la serie.

– “Debería estar fuera de la liga” –

Lowry cayó encima de unos aficionados intentando evitar que la pelota saliera de la pista y, al levantarse, fue empujado por Stevens, que fue expulsado del Oracle Arena, en Oakland, por miembros de seguridad.

“No lo conozco. No me interesa conocerle. Ha enseñado quién es de verdad. Soy más grande que él como persona (…) Creo que (la liga) debería hacer más. No da una buena imagen a un grupo de propietario. No debería formar parte de nuestra liga”, dijo Lowry este jueves.

Tras el partido, el armador de los canadienses ya había mostrado su enfado.

“No había ninguna razón para tocarme. No tenía ningún motivo para bajar dos filas (de asientos) para dirigirse a mí de forma vulgar. No hay lugar para este tipo de individuos en la NBA. Espero que nunca más vuelva a asistir a un partido”, apuntó entonces.

Mark Stevens es un empresario estadounidense cuya fortuna está estimada en los 2.300 millones de dólares, según Forbes, gracias a inversiones en empresas como Google, Paypal y LinkedIn.

En 2013 se unió al consorcio que había comprado en 2010 a los Warriors por 450 millones y que, casi una década después, está valorada en 3.500 millones según Forbes.

“No hay lugar en nuestro PRECIOSO deporte para esto EN ABSOLUTO”, escribió el estelar LeBron James, de Los Angeles Lakers, en su cuenta de Instagram.

Stevens “sabía exactamente lo que estaba haciendo (…) Deben hacer algo LO ANTES POSIBLE”, agregó.

“Su activismo es increíble. Siempre apoya a los jugadores. Significa mucho para mí tener su apoyo”, le agradeció Lowry a LeBron.