MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Viernes 21 de Julio del 2017 - 4:42 PM
EEUU
Costa Rica
México
Jamaica

Urán, otra victoria que haría feliz a su padre

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – Rigoberto Urán perdió a su padre en 2001, asesinado por los paramilitares. Su progenitor, que era un apasionado de la bicicleta, estaría hoy orgulloso de su hijo tras ganar este domingo la novena etapa del Tour de Francia, considerada por muchos como la etapa reina.

Su papá, que también se llamaba Rigoberto, arregló una bicicleta que tenía para que su hijo de 14 años pudiera acompañarle los fines de semana.

A Urán, ahora ciclista profesional de 30 años, que además de esta etapa del Tour ha sido dos veces segundo en el Giro y fue plata de ciclismo en carretera en los Juegos de Londres-2012, no le gustaba pedalear.

Poco después de tener su primera bicicleta, su padre era asesinado al recibir varios impactos de bala en una calle de Urrao, en el noroeste del país.

Rigoberto Urán padre tenía 52 años y el pequeño Rigo tuvo que asumir con 14 el papel de locomotora de una familia destrozada, teniendo que trabajar desde muy joven para mantener a su madre Aracelly, que entró en una depresión tras el asesinato de su esposo, y su hermana, Martha, heredando el trabajo de su progenitor, vendiendo boletos de lotería por la calle.

Esa bicicleta, que al principio tan poco le gustaba, fue la que le permitió escapar a un entorno peligroso.

Un día vio que había una carrera en su región, fue a buscar la bicicleta que le regaló su padre y ganó la prueba.

– Primeros éxitos –

“Mi padre era un loco de la bicicleta y su recuerdo me empujó a intentarlo”, dijo un día.

Fue el inicio de una exitosa carrera.

Tras sus triunfos en juveniles, cumplió su sueño debutando en Europa como profesional en el seno del equipo italiano Team Tenax.

Era el año 2006 cuando dio el salto a Italia, en un recorrido profesional que le ha llevado a diferentes equipo europeos como Unibet.com, Caisse d’Epargne, Sky Procycling, Omega y desde el año pasado Cannondale.

Aunque había ganado una etapa en los Giros de Italia de 2013 y 2014, donde quedó segundo en la clasificación general en ambas ocasiones, ganar una etapa de montaña en el Tour, para muchos considerada como la etapa reina, supera esos éxitos anteriores.

Solo la medalla de plata en la prueba en ruta de los Juegos Olímpicos de Londres-2012 tiene más relumbrón que esta etapa del Tour.

Esta es su cuarta presencia en el Tour de Francia, donde tenía un 24º puesto en 2011 como mejor participación, que puede superar este año, al ser cuarto en la general, a 55 segundos del líder Chris Froome.

Urán tenía una deuda que saldar con el Tour, pero ahora quiere más y sueña con subir al podio en París.