MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Domingo 15 de Diciembre del 2019 - 6:43 AM

Tener un estadio refrigerado en Doha, una polémica medioambiental

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – El Mundial de atletismo que comenzó el viernes en Catar y el Mundial de fútbol, que tendrá lugar en el emirato en tres años, con estadios climatizados por completo, han suscitado grandes críticas de grupos ecologistas por su impacto medioambiental en un país desértico.

Catar está situado ya entre los países con peores notas en los ránkings de huella ecológica. La cuestión tiene especial relevancia, ya que el emirato confía en estos dos grandes eventos deportivos para ganar en términos de imagen internacional, en un momento además en el que el país está golpeado por el bloqueo de una buena parte de sus vecinos.

Para poder ser sede de estos dos eventos, Catar equipa sus estadios con un importante sistema de climatización, tanto en los ocho recintos del Mundial de fútbol como en el estadio Khalifa de Doha, donde se disputa el Mundial de atletismo y donde los atletas compiten entre 22 y 25 grados centígrados, pese a que fuera las temperaturas se aproximen a 40 grados.

– Declaraciones cruzadas –

Este despliegue tecnológico, muy costoso en términos de energía, tiene también sus daños colaterales medioambientales. Pero Catar insiste en que ha trabajado para que el balance de carbono, tanto en el Mundial de atletismo como en el de fútbol, sea neutro.

Esa afirmación no se toma en serio en la organización ecologista Greenpeace, que insiste en el coste energético de la climatización de las sedes, la desalinización, el transporte inevitable del avión a gran escala y el uso masivo del plástico.

“La climatización en los estadios no es respetuosa con el medio ambiente. No hace más que añadir emisiones”, advierte la directora ejecutiva de Greenpeace, Zeina El Hajj.

El arquitecto de los sistemas de refrigeración de los estadios, el profesor de ingeniería Saud Abdul Ghani, reconoció que estos lugares utilizan “una buena cantidad de energía” y están apoyados en generadores diésel contaminantes en caso de corte de energía. Subrayó sin embargo que la reducción de la temperatura del estadio produce un quinto de las emisiones que genera la climatización de las terminales de un aeropuerto de tamaño similar.

En una conferencia de Naciones Unidos sobre el clima en Nueva York, el dirigente de Catar, el emir Cheikh Tamin bin Hamad al Thani, aseguró que el país “se comprometió a organizar” un Mundial respetuoso con el medio ambiente y el primer torneo neutro en carbono “gracias a la utilización de la energía solar en los estadios y a la utilización de los sistemas de refrigeración, iluminación y agua ecoenergéticos”.

– Energía solar –

Según Zeina El Hadj, “ningún” sistema de enfriamiento de los ocho estadios está “por ahora” alimentado con energía solar. El Khalifa Stadium, donde se disputa el Mundial de atletismo, no cuenta por ahora con alimentación por este tipo de energía.

Los dirigentes cataríes insisten cuando se les pregunta sobre ello que lo estará y que es cuestión de tiempo.

El director general del Mundial de fútbol de 2022, Nasser Al Khater, recuerda que el país se comprometió “a hacer centrales de producción de energía solar en Catar antes del Mundial”.

Paradójicamente, la utilización de paneles solares en Catar no parece ser forzosamente la solución milagro.

“Los paneles solares tienen problemas para funcionar a temperaturas elevadas, ya que eso reduce su eficacia, sin contar con la acumulación de polvo y suciedad”, declaró a la AFP Mohammed Ayoub, director investigador del Instituto sobre Medio Ambiente y Energía de Catar.

El problema está por lo tanto encima de la mesa. Cuando pase el Mundial de atletismo, el reto será poder llegar preparado al 100% para la gran cita del Mundial de fútbol.