MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Sábado 15 de Diciembre del 2018 - 12:08 PM

Selecciones menores están enfermas, generando decepción

Posted on

Share this on anywhere you want!

Columna de opinión: Punto ciego

No sé si para cuando lean esta columna la Selección Sub20 estará, sorpresiva y mediocremente, clasificada al Mundial, pero me es irrelevante, porque estar o no en esa Copa del Mundo no cambia que estos procesos menores han sido un fracaso e incluso parecen una pérdida de tiempo, ya que no se ve mejora alguna.

No comprendo para que existen las selecciones regionales y tanta visoria si, al final siento que se han hecho representaciones menos eficientes que cuando no se tenían. ¿En dónde está el aporte de esta iniciativa?

Exigimos que la Tricolor mayor tenga un cambio generacional decente, pero primero deberíamos pedir con ahínco que las selecciones menores sean competitivas, porque dan pena.

Por mucho tiempo lo he pensado, un Jhonny Chaves, Horacio Esquivel o Mario Víquez caerían muy bien a estos procesos, ya lo dejaron demostrado. Y si hablamos de resultados ahí está Ronald González, como olvidar Egipto 2009.

Creo que, nunca antes habíamos tenido tantos legionarios formando parte de selecciones juveniles y es una decepción que no se estén aprovechando. Sin embargo, no los eximo de culpa, porque también son responsables.

Yo, en realidad no considero que estos combinados patrios formen a futbolistas o que los terminen de desarrollar. De eso se encargan los clubes y un buen jugador no es el que tiene procesos de selecciones menores, eso es solo una idea que muchas veces intentan vendernos.

Costa Rica cayó en una zona de confort, debido a que, se acostumbró a ser la tercer “potencia” de la Concacaf en todas las categorías y pensó que no le iban a alcanzar, pero nos han dado en los últimos años golpes de realidad y humildad que muchos todavía no aceptan.

El trabajo que realizó Marcelo Herrera al frente de estos grupos se apreció tanto como lo que Ricardo Cerdas y Carlos Batres hicieron con el arbitraje nacional, es decir, nos dejaron peor que al comienzo.

Lo anteriormente manifestado es la opinión del periodista y no tiene relación alguna con la línea editorial de este medio.