El futbolista Erick Marín recibió este viernes la visita de los jugadores de la Selección Nacional, Celso Borges, Oscar Duarte y Bryan Segura, así como del director técnico Gustavo Matosas y del presidente de la Fedefutbol Rodolfo Villalobos.

El momento que compartieron fue muy emotivo, y además cargada de buenas noticias porque los 23 jugadores que viajan a Perú con la Tricolor harán una donación económica importante a Marín para ayudarle a su familia en estos momentos difíciles de su enfermedad.

“Nosotros como compañeros de Selección y compañeros del fútbol vinimos a nombre de todo el equipo a darle nuestro apoyo a Erick, a dejarle muchas vibras positivas. Sabemos que es un gran luchador, una persona muy fuerte que va a salir adelante, y estaremos de corazón con él”, dijo Celso Borges, al salir del Hospital México donde se encuentra internado Marín.

Además, los jugadores le entregaron una camisa de la Copa Oro con su nombre y número para recordarle que lo tendrán muy presente en sus oraciones durante los próximos entrenamientos y partidos.

“Mi fe es volver a jugar; sé que va a ser difícil, pero de la mano de Dios lo voy a lograr. Estos detalles significan mucho para mí porque vienen de personas a las que aprecio, compartimos la misma pasión y esto me da fuerzas”, fueron las palabras de Erick al despedirse de sus amigos y colegas.