MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Lunes 14 de Octubre del 2019 - 3:33 AM

Sebastian Coe, crónica de una reelección anunciada

Posted on

Share this on anywhere you want!

(afp) – Un atletismo huérfano de una superestrella mediática tras la retirada de Usain Bolt y todavía marcado por escándalos de dopaje y corrupción: Sebastian Coe, único candidato, se prepara para ser reelegido para un nuevo mandato lleno de retos al frente de la Federación Internacional de este deporte (IAAF).

En vísperas de que el viernes arranque en la capital catarí el Mundial del rey de los deportes olímpicos, los dirigentes del atletismo de todo el mundo se reúnen en un Congreso, que comienza el miércoles con representantes de los 214 países y territorios miembros de la IAAF, en el que no hay suspense en la cuestión del nuevo presidente.

A finales de julio se confirmó que Coe iba a ser el único candidato, con lo que se aseguraba ser reelegido en este Congreso de Doha para un nuevo mandato, después de llegar al cargo en 2015 en el Congreso de Pekín. Tres meses después, el dopaje ruso provocó la suspensión de su Federación nacional de atletismo, que el lunes fue mantenida por el Consejo de la IAAF, también reunido en el emirato.

Coe (62 años), doble campeón olímpico de los 1.500 metros (Moscú-1980, Los Angeles-1984), presidente del Comité organizador de los Juegos Olímpicos de Londres-2012 y exdiputado conservador en su país, reemplazó en el cargo al senegalés Lamine Diack, una figura muy controvertida.

Diack, presidente de la IAAF de 1999 a 2015, habría obtenido supuestamente fondos rusos para campañas políticas en Senegal a cambio de indulgencia en los controles antidopaje, motivo por el cual ha sido acusado en Francia de “corrupción activa y pasiva”, “abuso de confianza” y “blanqueo en banda organizada”.

– Labores de reconstrucción –

“Los próximos cuatro años, espero, estarán claramente centrados en ayudar a nuestro deporte a crecer todavía más. No podíamos hacer eso mientras no hubiéramos asegurado la casa, que entonces se estaba derrumbando con los escándalos de dopaje y de corrupción”, declaró Coe el pasado mes en una entrevista con la AFP para abordar su programa para el segundo mandato.

Uno de los méritos de Coe en sus primeros años ha sido su papel de pacificador de un atletismo en plena convulsión. Y una de las joyas de la corona, la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU), un organismo independiente creado en 2017 que ha conferido un mayor grado de credibilidad a las cuestiones referentes al dopaje y la corrupción.

Entre sus siguientes reformas está la del calendario y la de las distintas evoluciones y revoluciones previstas en la Liga de Diamante y en las reuniones de un día.

Pero los primeros cuatro años de Coe al frente de la IAAF también han tenido momentos para la polémica.

En los últimos meses, el atletismo se sumió en una batalla judicial por el reglamento aprobado por la IAAF sobre las atletas hiperandróginas, a las que obliga a bajar las tasas de testosterona con medicación para poder competir en pruebas desde los 400 metros a la milla, al estimar que sus condiciones biológicas atentarían si no contra el principio de igualdad.

En la práctica, eso ha puesto fuera de juego a atletas que se niegan a tomar esa medicación, como la estrella sudafricana Caster Semenya, que ha acudido a los tribunales contra esta medida y que será una de las grandes ausentes de Doha-2019.

Pero la fiesta del Mundial, a pesar de los problemas, está preparada para arrancar este viernes.

“Tenemos un récord de países participantes en el Mundial, hay más de 40 países capaces de ganar medallas. Somos uno de los deportes universales y los atletas y las federaciones con las que he hablado están concentrados únicamente en eso y no en otros asuntos”, sentenciaba Coe este mismo lunes.