MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Lunes 25 de Marzo del 2019 - 4:03 PM

Ruiz suma en adiós del Santos en Libertadores en juego que ni terminó por disturbios

Posted on

Share this on anywhere you want!

El Santos Futebol Clube con la presencia del tico Bryan Ruiz se despidió el martes de la Copa Libertadores tras empatar sin goles ante Independiente en un juego que terminó a 10 del final por disturbios. La sanción de 3×0 pesó.

La historia se resolvió desde la mañana con la sanción que impuso CONMEBOL al Santos de 3×0 por alineación indebida de Carlos Sánchez, quien no debía jugar la ida.

En fin, el Santos salió a la cancha con la consigna de lograr la hazaña pero el Rojo impuso condiciones y después los hinchas hicieron de las suyas con violencia.

Bryan Ruiz una vez más le ha tocado ingresar de cambio, lo hizo en el minuto 45 para jugar toda la segunda parte, donde realizó un trabajo discreto, poco pudo aportar tras toparse un Rojo muy ordenado atrás.

La primera parte estuvo bastante cerrada en suelo brasileño con dos equipos que cerraron filas pero no se dieron por vencidos en su consigna por buscar una anotación, el Roja con mejor posesión, Santos más directo y a la contra.

En 8 minutos los locales casi sorprenden tras un pase filtrado para GabiGol, quien entró solo en el área, disparó y tapó el arquero Campaña.

Antes de ir a descansar Independiente perdió la oportunidad de matar al  Santos tras un penal que el arquero Vanderlai detuvo impecable al jugador Maximiliano Meza.

En el primer cuarto de hora de la segunda parte el Santos se vio más agresivo, no tenía de otra, debía atacar porque la ventaja era grande en el global, de ahí que Ruiz entró a la cancha.

Después el Rojo poco a poco empezó a ejercer el control de la pelota y generando cierto peligro, Santos se estaba dando por eliminado.

Vanderlai pasó a ser figura del Santos porque firmó par de intervenciones con llegadas por los costados, disparos desde afuera o táctica fija.

En 72 minutos el Rojo casi sentencia todo tras una jugada desequilibrante de Romero por la izquierda, sirvió, entró embalado Hernández cerca del centro del área, fusiló y la esférica se estrelló en el horizontal.

A 10 minutos del final la torcida del Santos hizo su partido tras reventar bombas molotov más disturbios en las gradas con el objetivo claro de detener una serie que iban a perder por la cuestión administrativa.

El árbitro chileno dio por terminado el partido y junto a los jugadores del Rojo se trasladaron a los camerinos.

En cancha, los jugadores del Santos se quedaron y fueron aplaudidos por su propia torcida.