MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Martes 24 de Enero del 2017 - 5:24 PM
Celta
Real Madrid

Récord y emoción hasta el final: África vuelve a brillar en la San Silvestre de Sao Paulo

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – Los atletas africanos volvieron a brillar en la San Silvestre de Sao Paulo gracias al récord de la keniana Jemima Sumgong, campeona olímpica de maratón, y el triunfo del etíope Leul Aleme en una prueba que no corona a ningún atleta de otro continente desde 2011.

Gran favorita para conquistar la mayor carrera urbana de América Latina, que celebró este año su 92ª edición, Sumgong no decepcionó y venció con holgura la categoría femenina tras completar el recorrido de 15 km con un tiempo de 48m35s. Con su marca, además, mejoró en 13 segundos el récord que había establecido su compatriota Priscah Jeptoo hace cinco años.

Pese a que había confesado no sentirse muy cómoda en distancias tan cortas -la maratón son 42 km-, la keniana se hizo pronto con el dominio de la carrera dejando sin opciones a sus perseguidoras bajo el fuerte calor de Sao Paulo.

En pleno verano brasileño, los termómetros rondaban los 28ºC durante la prueba.

Su compatriota Flomena Cheyech (49m15s) apenas pudo cruzar la meta de la neurálgica Avenida Paulista 40 segundos después, mientras que el tercer puesto fue para la atleta de Bahréin Eunice Chumba (50m26s).

La gran decepción fue la cuarta plaza de la etíope Ymer Ayalew (51m40s), tricampeona de la San Silvestre, que no pudo darle la batalla que se esperaba a Sumgong para revalidar su título del año pasado, en el que se esperaba como un intenso duelo entre ambas.

Ni ella ni nadie fueron capaces de arruinarle a esta atleta de 32 años, y procedente de la prolífica cantera de fondistas de Kenia, su año perfecto.

Vencedora de la maratón de Londres, Sumgong vivió el mejor momento de su carrera en la mañana del 14 de agosto, cuando conquistó el primer oro olímpico para su país en la larga distancia femenina en los Juegos de Rio.

Dominadoras absolutas de la San Silvestre en la última década, las africanas no dieron respiro una vez más a las atletas locales, que volvieron a quedar lejos de repetir el triunfo de Lucélia Peres en 2006.

La mejor corredora latinoamericana fue la brasileña Tatiele Roberta de Carvalho, séptima clasificada.

– Sprint de vértigo –

Todas las emociones que se esperaban para la prueba femenina se las llevaron, sin embargo, los hombres.

En una carrera muy disputada, con varios cambios en cabeza durante el recorrido, el triunfo fue finalmente para el etíope Leul Aleme, subcampeón el año pasado. Lo consiguió gracias a un intenso sprint en los últimos metros donde fue el más fuerte por un suspiro.

Con un tiempo de 44m53s, Aleme cruzó la meta dos segundos antes que su compatriota Dawit Admasu, campeón en 2014, y a siete del keniano Stephen Kosgei, tercero con 45m.

El mejor latinoamericano fue de nuevo el brasileño Giovani dos Santos, cuarto, que acabó la prueba entre los cinco primeros por sexta vez en su carrera.

El veterano atleta minero se quedó otra vez a las puertas de su sueño de suceder a Marilson dos Santos, el último competidor local en vencer la San Silvestre en 2010.

Mientras, el resto de los 30.000 corredores que llenaron el cupo disponible para la carrera seguían su recorrido llenando de color el congestionado centro de la mayor ciudad de Sudamérica, que el último día del año aparca los autos y las prisas por los disfraces y el ambiente festivo del pelotón.

Impulsada por el periodista Cásper Libero, la primera San Silvestre de Sao Paulo se disputó en la noche del 31 de diciembre de 1925, después de que el fundador del diario Gazeta Esportiva asistiera a una carrera nocturna en París.

La prueba se celebra ininterrumpidamente desde entonces, aunque sufrió varias modificaciones: en 1989 pasó al horario de tarde por motivos de seguridad mientras que desde 2012 se disputa por la mañana para huir de las altas temperaturas.

rs/fj