MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Miercoles 30 de Septiembre del 2020 - 9:11 PM

OPINION: El fútbol tiene que parar y dar el ejemplo

Posted on 0

Share this on anywhere you want!

Para todos los que nos quedamos en casa es ideal. Poder ver en televisión todos los juegos que queramos del campeonato nacional. Y la oferta es grande: primera división, liga de ascenso y femenina.

Todos esperando los goles para ver cómo celebran los jugadores y si están aplicando bien los protocolos.

Y ahora mejor, porque los equipos acordaron con la UNAFUT, adelantar partidos del calendario, para que podamos tener entretenimiento domingo, miercoles, domingo.

Todo estaría bien, si los equipos y los dirigentes garantizan que nada les va a pasar con el coronavirus, que estan inmunes al peligro y que van para adelante.

El problema es que se está actuando de espaldas a la realidad. El riesgo de contagio está abierto para todos sin excepción y se vive en la contradicción de hacer creer que nada va a pasar, o bien, que deben jugársela hasta que aparezca el primer caso positivo para salir corriendo.

Mientras el Gobierno gira instrucciones para pedirnos a todos que no salgamos de casa, que no llenemos los bares ni restaurantes, el fútbol vive en una burbuja de espaldas a la autoridad que debería significar el plan de emergencia nacional que estamos viviendo.

La ASOJUPRO estuvo a punto de lograrlo el viernes, llego a una reunión en el Proyecto GOL con todos los argumentos de sus afiliados, pero al final los convencieron de que siguieran jugando y que al primer caso que se diera, a la casita.

Para qué exponerse de esta manera?. Si los equipos tuvieran la razón, no estarían cancelados todos los campeonatos de fútbol profesional del mundo: Inglaterra, España, Italia, Francia, Bélgica, Conmebol, Concacaf, y un largo etcetera.

Todas las competencias deportivas están paralizadas, sin preguntarse si podrán o no terminar la temporada porque primero, antes que cualquier cálculo o riesgo económico, está la salud y la vida de las personas.

Falta autoridad en el país para prohibir todos los eventos por al menos dos semanas. Y el fútbol, de corazón, debería dar el ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *