MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Lunes 15 de Octubre del 2018 - 5:15 AM

¿Y si nos parecemos a México?

Posted on

Share this on anywhere you want!

Columna de opinión: Punto ciego

Bien es sabido de la rivalidad entre Costa Rica y México, no importa en qué ámbito sea, pero si hablamos de fútbol siempre llevamos a otro nivel esa disputa por ver quién es mejor, sin embargo, nos cuesta aceptar la supremacía de los aztecas y deberíamos verlos con otros ojos e incluso, por qué no, imitarlos ligeramente.

Ellos no están solo un paso delante de nosotros, nos llevan kilómetros, y no me refiero solo en un tema, aunque sí voy a centrarme en uno solo en esta ocasión.

Un aspecto que me parece sumamente relevante es que, su liga femenil está compuesta por los mismos representativos que componen la rama masculina, lo que genera que la afición de un equipo se pueda identificar con ambas escuadras. Una circunstancia que en Costa Rica se sufre, porque lo más común es ver a familiares y amigos de las jugadoras en las graderías.

Nada mal también para lograr captar patrocinadores, porque siempre se habla de que en nuestro país el fútbol femenino no tiene el apoyo necesario para salir adelante y que eso ha dificultado el avance del deporte.

Pero lamentablemente es aquí el momento en que debemos caer en razón. Si muchos clubes a miles costos salen a flote para mantener su primer equipo masculino, como van a hacer para sobrellevar dos, sería ilógico.

¿Y si permitimos que cualquier empresa o fábrica patrocine a los deportes, indiferentemente de a qué se dedique? Saben a lo que me refiero. En México les va muy bien con esos dineros, las inversiones se denotan mucho.

Además, allá son profesionales. Está bien no les pagan como a los hombres, pero tampoco está mal para solo tener cerca de 2 años de creación, van por buen camino; aquí cuanto no sufren las futbolistas para poder entrenar o asistir a los compromisos, son condiciones inauditas.

Por otro lado, es muy importante observar que en México las primeras divisiones, ya sea de hombres o mujeres, están reguladas por el mismo ente (la FEMEXFUT), y podemos decir que no les salen mal las cosas, entonces sería aconsejable tomar nota de ello y echar para nuestro saco, como popularmente se dice.

Otro aspecto que me resulta sorprendente es que, ni lo gestado por la Selección Femenina en los últimos años ha ayudado a que las personas muestren mayor interés por el deporte, solo se acuerdan de que existe cuando sucede algo sobresaliente.

Muchas veces, por no decir que siempre, nos achacan a los medios de comunicación por no cubrir el fútbol femenino como lo hacemos con el masculino, pero quien les recrimina a los aficionados por no asistir a los partidos de hombres y mujeres por igual, nadie. Entonces la culpa no debe recaer así.

No es cosa de unos pocos, es de todos. Se requiere el trabajo de todos por igual, esto es como un ciclo en el que deben estar involucrados: patrocinadores, público y medios de comunicación; el problema es que nadie ha sabido a quien le toca iniciar el proceso y solo comienzan a tirar la pelota de un lado a otro.

Lo anteriormente manifestado es la opinión del periodista y no tiene relación alguna con la línea editorial de este medio.