MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Jueves 21 de Noviembre del 2019 - 4:31 AM

Neymar y el Paris Saint Germain, una relación deteriorada

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – Tanto para esto: salvo giro inesperado, Neymar se quedará, a su pesar, en el PSG. Y el interminable culebrón sobre sus ganas de volver al Barcelona ha dañado considerablemente la relación del brasileño con el conjunto parisino y sus aficionados.

El sábado por la noche, L’Equipe y la prensa española anunciaron que el atacante más caro de la historia tiraba la toalla, dado que el mercado se cierra el lunes por la noche. Consciente de que el FC Barcelona no llegaría a realizar una oferta a la altura de los intereses del PSG, Neymar habría comunicado a su entorno que continuaría su aventura con los capitalinos.

Pero ¿en qué estado de ánimo? ‘Ney’ ha hecho todo lo posible para marcharse, incluso llegó a proponer, según el diario español Sport, poner dinero de su bolsillo (20 millones de euros, asegura el periódico) para facilitar su traspaso.

El viernes por la noche, el director deportivo parisino, Leonardo, reconoció que la relación con el delantero de 27 años se había vuelto “complicada”.

A mediados de julio, ‘Ney’ citó entre los mejores recuerdos de su carrera la remontada del Barça contra el París en marzo de 2017 en ‘Champions’, cuando todavía vestía la camiseta azulgrana. “La sensación cuando metimos el sexto gol, nunca antes había sentido nada igual”.

– Con Brasil a Estados Unidos –

Si se queda, ¿qué recibimiento le tendrán reservado los aficionados parisinos? Durante el partido inaugural de la Ligue 1 contra el Nimes, en el que no participó Neymar, se multiplicaron las pancartas, cánticos y comentarios ofensivos.

“¡Que se vaya!”, “Neymar hijo de puta”…

Desde entonces, a la espera del final de la telenovela sobre su futuro, el N.10 de la selección brasileña no ha jugado con el PSG. Y el domingo se marcha a Estados Unidos para unirse a la ‘Seleçao’, con la que podría disputar su primer partido de la temporada, tres meses después de su lesión en un tobillo en un amistoso contra Catar.

El próximo encuentro del PSG tendrá lugar el 14 de septiembre en el Parque de los Príncipes frente al Estrasburgo, el equipo contra el que Neymar se lesionó otra vez de gravedad en el pie derecho, perdiéndose por segundo año consecutivo los octavos de final de la máxima competición europea.

Los fracasos en el terreno de juego han venido acompañados de polémicas extradeportivas: las acusaciones de violación de una joven -caso archivado por la justicia brasileña en agosto- siguieron a otros escándalos que han sacudido a la superestrella.

Insultos a un árbitro que le valieron tres partidos de suspensión en Liga de Campeones, golpe a la cara de un aficionado luego de la derrota en la final de la Copa de Francia… En los últimos meses, París se ha convertido en el escenario de las desgracias de ‘Ney’, que en la selección ha pagado las consecuencias de tantos escándalos, con el técnico Tite retirándole en mayo el brazalete de capitán.

El trabajo de reanudación con el PSG se prevé delicado. Porque el jugador fichado por 222 millones de euros en el verano boreal de 2017, un récord, no fue firmado por sus regates en Ligue 1, sino para hacer crecer al equipo de la capital de Francia en la ‘Champions’.

Deportivamente, conservar a Neymar representa pese a todo una muy buena noticia para el club. Aunque el atacante se perderá el comienzo de la Liga de Campeones, sigue siendo uno de los mejores jugadores del mundo. “Cuando pienso en un equipo fuerte, pienso en un equipo con Neymar”, decía hace poco su entrenador, Thomas Tuchel.

– Autoridad –

Conservándole, el PSG y Leonardo prueban su autoridad. Ambos han demostrado que no estaban dispuestos a malvender al jugador más caro del planeta y que podían rebelarse contra su estrella.

Para el Paris SG, su presencia sigue siendo un activo económico evidente. Junto a Kylian Mbappé, ha permitido al PSG entrar en el club de los grandes del continente en términos de marketing, como demuestran los contratos firmados recientemente con los patrocinadores Nike (más de 75 millones de euros por año) y el grupo Accor (entre 55 y 70 millones anuales).

“Su balance es formidable desde este punto de vista”, analiza para la AFP Jérôme Neveu, presidente fundador de la firma Advent, especialista en marketing deportivo. “El PSG es un equipo joven que necesita una superficie mediática importante para desarrollarse. Es lo que aporta Neymar, como Zlatan (Ibrahimovic) o (David) Beckham antes que él”.

Falta por encontrar la manera de reconciliarse con los aficionados y tratar de brillar de nuevo, luego de que su estrella se haya apagado considerablemente.