MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Domingo 20 de Agosto del 2017 - 8:46 PM
Herediano 2
Grecia1
Saprissa1
UCR0
Carmelita1
Cartaginés1
Santos4
Liberia2
Guadalupe1
Alajuelense1
Pérez Zeledón 2
Limón 0

Neymar, magia brasileña e imagen de marca

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – Sus regates cuando apenas era un preadolescente volvían locos a los internautas. Años después, recién fichado por el París Saint-Germain, Neymar es una estrella mundial, una ascenso a la cima gracias a su estilo y a un gran sentido del marketing, signo de los tiempos que corren.

Neymar Jr (25 años) firmó su primer contrato con 13 años y se convirtió en profesional con 17. Fue padre dos años después, con 19. El joven futbolista se hizo un hueco en el olimpo del fútbol brasileño en 2011, cuando llevó a su equipo -el mítico Santos de Pelé- a conseguir el título de la Copa Libertadores.

Es por ese entonces cuando la ‘marca’ Neymar, auspiciada por el padre del delantero, comienza a hacerse fuerte. El patriarca, Neymar Sr, hace gala de ser un negociante avispado, pese a los embrollos judiciales -fraude fiscal tras el fichaje del Barça incluido- que destapan algunas de sus actividades.

A los 21 años, Neymar sale campeón con Brasil de la Copa Confederaciones de 2013, en la que además se hace con el título de mejor futbolista del campeonato.

Pero el éxito con la ‘verdeamarela’ es efímero, como se encargará de demostrar su lesión en el Mundial de 2014 y la humillante derrota -en la que no participó- frente a Alemania en la semifinales: 1-7 y siendo Brasil el país anfitrión.

Tampoco en la Copa América cosecha mejores resultados. Con él en el equipo, Brasil cae eliminado en los cuartos de final de las ediciones de 2011 y 2015.

En cualquier caso es Neymar el que le brinda a la selección carioca el único trofeo que se le resistía: el oro olímpico. El delantero comanda al equipo campeón en Río 2016. Es él quien transforma el penal ganador de la tanda que Brasil disputa frente a Alemania tras el 1-1 del tiempo reglamentario (5-4).

Tras anotar, ‘Ney’ se tira al suelo y llora. La herida del Mundial queda, en parte, cerrada.

– Pelé-Ronaldinho, Messi-CR7 –

“Tengo tantos recuerdos de Maracaná… Y hoy se ha creado uno nuevo. Qué final perfecta para los Juegos”, apuntó entonces Pelé, leyenda del fútbol en país y en el resto del Mundo.

“Neymar es uno de los tres mejores jugadores del mundo. Porta el número 10 pero no cumple del todo la función de un ’10’ tradicional. Pero es la estrella del equipo, y el 10 va asociado a ello desde Pelé”, observó a la AFP antes del Mundial-2014 otro famoso ’10’, el también brasileño Zico.

Las comparaciones con Neymar son obligatorias. También lo son con Ronaldinho. Con quien incluso se enfrenta en un duelo de ‘pistoleros’ en 2011 entre el Santos y el Flamengo (4-5), en el que ambos dan muestras de su talento y escenifican una suerte de cambio de guardia: el veterano consagrado le cede el testigo a la joven promesa.

Durante ese mismo partido, Neymar anota el que será elegido mejor gol de la temporada (Trofeo Puskas). Pues aunque sus registros son numerosos (visión de luego, regate, asistencia, velocidad, golpeo…) donde Neymar se muestra más fuerte es de cara a puerta, no en vano es, a sus 25 años, el cuarto máximo goleador en la historia de Brasil (52 goles en 72 partidos).

En 2013, ‘Ney’ llega al Barça. En la temporada 2014-15, formando parte de la famosa ‘MSN’ (Messi, Suárez y Neymar), el delantero consigue el que era su principal objetivo: la Copa de Europa. Levantada además junto a la Liga y la Copa del Rey, en el que fue el segundo ‘triplete’ del club en apenas seis años.

El ’11’ blaugrana se consagra. A nivel colectivo e individual. En la temporada 2014-15, de hecho, acaba como máximo goleador de la Champions, empatado a 10 tantos (uno de los cuales lo consigue en la final, frente a la Juventus) con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

También ese año, en 2015, consigue el Balón de Bronce, por detrás del portugués del Madrid y del ’10’ blaugrana, que logró el de Oro.

– ‘Rey del marketing’ –

La pasada temporada fue menos brillante a todos los niveles, sin embargo Neymar protagonizó uno de los momentos más importantes en la historia reciente del club liderando la famosa remontada con la que el Barça eliminó al París Saint-Germain de los octavos de final de la Champions.

“Ney” firmó dos goles y dio una asistencia en la victoria por 6-1 con la que los suyos, en el último segundo del partido, le dieron la vuelta al 4-0 de la ida.

Fue el brasileño uno de los pocos que se mostró optimista antes del duelo. “Mientras tengamos un 1% de posibilidades creeremos al 99%”, dijo. Y cumplió.

Pero además de epatar sobre el terreno de juego, el delantero -rasgos finos, sonrisa dulce- también lo hace fuera de las canchas, donde se ha destapado como un artista del marketing. ‘Neymar’ es ya una marca mundial.

En febrero de 2013 la revista Time le nombró como “el futuro Pelé”. También ese mismo año y el anterior, en 2012, la publicación Sports Pro le calificó como el futbolista con más potencial en el terreno del marketing (votación que se realiza teniendo en cuanta criterios como ingresos, edad, carisma y voluntad de exprimir su imagen). También se hace con ese ‘título’ en 2014 y 2015, antes de que el francés Paul Pogba entre en escena.

Ferviente evangelista, “Ney” tiene asimismo una fundación con su nombre destinada a la labor social (y a matizar un poco su imagen puramente mercantilista).

Cuenta además con 30 millones de seguidores en Twitter, 60 en Facebook y alrededor de 78 en Instagram. Solo Cristiano Ronaldo le adelanta pero Neymar, como en el césped, aspira a ser el número 1.