MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Martes 23 de Octubre del 2018 - 9:37 AM

Lecheros molestos con el árbitro y un jugador habría sacado un puñal

Posted on

Share this on anywhere you want!

El cuerpo técnico y dirigencia del Club Sport Uruguay de Coronado la arremetió fuerte contra el arbitraje en la Final de la Liga de Ascenso que terminó ganando Jicaral el domingo en suelo pampero.

Manuel Gerardo Ureña, técnico lechero, alegó que en la jugada del gol hubo falta e incluso el balón salió.

“Estoy contento, mi segunda final en Ascenso, tengo tres mundiales, quería regalarle un título, ganó el equipo casa, no he dicho que se le guindaron a Jara, este árbitro nos pitó en Grecia y cómo quedamos”, dijo el Puro.

“Felicito a Jicaral por ser campeón, tienen un extraordinario entrenador como Macho Mora, hay cosas en la cancha se quedan ahí, en Coronado malinterpretaron a este viejo, les quedó demostrado que fue un equipo que se ordena, merecido el campeón, nosotros fuimos de menos a más”, añadió.

En la dirigencia lechera aseguran que el Ascenso no puede mandar árbitros tan remalos a dirigir este tipo de partidos.

“Para estas finales deberían traer árbitros capacitados, no árbitros tan remalos, hablo como presidente del Uruguay y no como miembro del Comité Ejecutivo de la Fedefutbol, a Jicaral felicidades pero no podemos seguir trabajando para llegar a una final y el árbitro por falta de hormonas no pite lo que es”, aseveró el jerarca Freddy Campos.

En medo de los reclamos lecheros contra el arbitraje, las autoridades de Jicaral denunciaron que el jugador Elkyn Scooby habría sacado un puñal a un miembro de seguridad.

“Al calor de la bronca, del pleito, el jugador sacó el cuchillo, con cólera, hubiese sido el perjudicado, era Scooby, se vio dónde sacó el puñal, en los partidos se dan pleitos, pero un cuchillo en 20 años es la primera vez que lo veo, nadie me lo contó, yo lo vi”, denunció a nuestro medio Randy Aguirre, Jefe de Prensa del Jicaral.

Luego del pitazo final los jugadores del Uruguay más su técnico se fueron encima del central y desató una gran bronca.