MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Jueves 17 de Octubre del 2019 - 5:58 PM

LeBron y ‘Delly’ mantienen a los Cavs aferrados a la esperanza

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – LeBron James, en su papel de rey absoluto, y Matthew Dellavedova como el Factor X que ha cambiado la ecuación, mantienen a los Cleveland Cavaliers aferrados a la esperanza de ganar un primer título de la NBA que parecía lejano apenas unos dias atrás.

La mala suerte ha golpeado a Cleveland en los playoffs, pero el equipo se ha levantado de sus cenizas para darle vuelta a la final de la NBA contra el favorito Golden State Warriors y adelantarse 2-1 en la serie al mejor de siete juegos.

Los dos primeros encuentros terminaron en división de honores en Oakland, ambos en tiempo extra, y el tercero se inclinó hacia los Cavs gracias al esfuerzo de LeBron y el ‘Delly’ Dellavedova, un sustituto de lujo para el base All Star Kyrie Irving.

El potente Big Three de los Cavaliers se fue minimizando en estos playoffs con las salidas por lesiones de Kevin Love e Irving, además de la exclusión temprana, también por causas médicas, del aguerrido centro brasileño Anderson Varejao.

Los Cavaliers está ahora a sólo dos victorias de ganar el primer título de su historia y darle la ciudad de Cleveland su primer campeonato después de repetidos fracasos en todas las ligas profesionales.

Cleveland puede poner un penúltimo clavo en el atáud de Golden State si gana el cuarto partido del jueves en su Arena.

Las estadísticas argumentan a favor de los Cavs, pues el ganador del tercer juego de una final se ha llevado el título en el 83,6% de los casos.

Pero aún más que por sus estadísticas, Cleveland impresiona por su capacidad para asfixiar y hacer que luzca ineficaz Golden State, el mejor equipo de la temporada regular y máximo anotador en la NBA, completamente desdibujado en esta final.

LeBron James es, por supuesto, en gran parte responsable de esta remontada de Cleveland. El dos veces campeón de la NBA promedia 41 puntos, 12 rebotes y 8,3 asistencias en 47 minutos por partido.

En los tres juegos de esta serie ha totalizado 123 puntos, más que cualquier jugador en la historia que no sea Michael Jordan, Magic Johnson o Kobe Bryant.

“No sé si puedo seguir a este ritmo, pero voy a dar a este equipo lo que necesita”, advirtió ‘King James’, que luego de cuatro temporadas y dos títulos con Miami Heat regresó el verano pasado a Cleveland, el equipo con el que debutó en la NBA.

“Nada se ha ganado todavía, pero esta victoria, la primera de una final en casa en la historia de este equipo, es una gran fuente de orgullo. Debemos mantener nuestra mente abierta. Somos nosotros contra el resto de el mundo, porque nadie creía en nosotros”, manifestó James.

 

– ‘Delly’, el Factor X –

 

Pero el héroe de esta serie, el llamado Factor X, es sin dudas un jugador casi desconocido hasta entonces: el australiano Matthew Dellavedova.

Señalado para sustituir a Kyrie Irving, lesionado severamente en la rodilla izquierda en el primer juego de esta serie, ‘Delly’ aportó 24 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias en el tercer partido y con su defensa sobre el peligroso Stephen Curry fue factor clave para la remontada de Cleveland.

“Este tipo es de acero, se arroja en cada pelota si es necesario, lo da todo en la cancha”, se admiró LeBron sobre el desempeño de Dellavedova.

Tanto se entregó el australiano que debió ser llevado al martes al hospital de Cleveland por síntomas de deshidratación. Tras pasarse toda la noche internado recibiendo líquidos intrevenosos, Dellavedova apareció la tarde de este miércoles en la Arena de los Cavaliers con intenciones de entrenar.

El jugador australiano tenía los ojos enrojecidos, la cara con moretones y una herida en la nariz.

“Me siento bien”, dijo Dellavedova, de 24 años. “Fue un juego duro, agresivo, en el que sabíamos que habría que dejar todo en la cancha. Pero estaré bien y dispuesto a entregarme otra vez este jueves”.

Su rival, Stephen Curry, apareció en las prácticas con el ánimo un poco caído, pero asegurando que estará listo para el crucial cuarto encuentro.

“Tengo que ser más agresivo y un ejemplo para mi equipo, encontrar esa energía y alegría en mi baloncesto, pero sigo confiando”, insistió Curry.

El entrenador de los Warriors, el exjugador Steve Kerr, reconoció que es dificil contener a LeBron, pero analiza que el principal fallo de su equipo es que la ofensiva no ha fluido como en la etapa regular y la primera parte de los playoffs.

“Jugamos bien en defensa, pero en ataque estuvimos lentos e inefectivos. Sigo pensando que mi equipo puede jugar mejor que eso y revertir la tendencia”, insistió Kerr.