MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Jueves 21 de Noviembre del 2019 - 2:14 AM

NBA goza de buena salud financiera, con ‘Doctor’ James al frente

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – Con miles de millones en sus arcas entre contratos de televisión y patrocinio, la NBA es la liga deportiva profesional más rica del mundo, y ellos gracias a “doctores” que le mantienen en buena salud financiera, como el astro LeBron James. 

La temporada que arranca el martes promete engrosar más la cuenta de la NBA, lo cual es una buena noticia para los jugadores, que verán incrementados sus salarios.

Según un informe financiero revelado por el diario USA Today, los beneficios del nuevo contrato de televisión y los acuerdos de patrocinio han superado las previsiones más optimistas, permitiendo que el límite salarial de la venidera campaña sea de 92 millones de dólares por equipo, mientras que el impuesto de lujo también subirá hasta los 111 millones.

El aumento de ingresos para cada una de las 30 franquicias es provocado, en gran medida, por la entrada en vigor del nuevo contrato de televisión, que le permite a la NBA ingresar 2.600 millones de dólares al año hasta 2024, tras renovar su acuerdo con las cadenas ESPN y TNT.

De igual forma, la inversión en patrocinio en la NBA y sus 30 franquicias se ha incrementado en un 8,1% respecto a 2015, alcanzando los 799 millones de dólares en la temporada 2015-2016.

Esta cifra supera la previsión de una mejora del 4,5% que se había estimado por los sesudos financieros de la Liga.

La aseguradora State Farm pasa a ser el patrocinador con mayor presencia en la NBA, con acuerdos que alcanzan el 83% de las franquicias y la organización. Una cifra que hace un año se situaba en el 74%.

Supera así a otro pesos pesados del patrocinio comercial en la NBA como la cervecera Anheuser-Busch, Adidas, Gatorade y FanDuel, que completan los cinco primeros patrocinadores más activos, con la empresa de Fantasy Sports entrando por primera vez en la clasificación.

También están en el paquete las cadenas de comida rápida (2,7%), las compañías de automovilismo (2,4%), las bebidas no alcohólicas (2,3%) y los servicios médicos (2,3%).

Hay ocho franquicias que forman parte del grupo de las privilegiadas que más ingresos de patrocinio reciben: Boston Celtics, Brooklyn Nets, Chicago Bulls, Golden State Warriors, Los Angeles Lakers, New York Knicks, Oklahoma City Thunder y Orlando Magic.

En la temporada 2017-2018 se espera un salto porcentual aún más significativo en los ingresos de patrocinio, después de que la NBA aprobó a modo de pruebas que las camisetas de los equipos tengan los logos de sus patrocinadores.

Stubhub ha sido la primera en apostar por estar presente en el uniforme de Philadelphia 76ers a cambio de 5 millones de dólares por temporada.

Todo esto ha hecho posible que los campeones Cleveland Cavaliera puedan pagar a su astro LeBron James unos 30.963.450 de dólares por la presente temporada, y los Golden State Warriors hayan reforzado con Kevin Durant por 26.540.100 dólares.

Detrás de estos dos, que son los jugadores mejor pagados del momento, figuran James Harden (Houston Rockets) con 26.540.100; Russell Westbrook (Oklahoma City Thunder) con 26.540.100 y el dominicano Al Horford, que se mudó de Atlanta a los Boston Celtics por 26.540.100.

– ¿Huelga a la vista? –

Todo este baile de millones amenaza con otro ‘lockout’ o huelga, como ha ocurrido en cuatro ocasiones anteriores en la historia de la Liga, pues otra vez los jugadores están pidiendo un reparto más equitativo de las ganancias.

Dias antes de comenzar la nueva campaña, se reunieron los directivos de la NBA y la asociación de jugadores (NBPA) en Nueva York.

Los puntos de negociación fueron el incremento de salarios para los novatos y la posibilidad de cambiar de sueldos si se mueven de equipos.

Todos quieren evitar lo que ocurrió en 2011, cuando los jugadores hicieron una huelga que ocasionó la reducción de 16 juegos de la temporada.

Entonces se llegó a un pacto para firmar el Convenio Colectivo de Trabajo por 10 años, el cual vence el 15 diciembre del 2016.

Ahora ambas partes deben evaluar la posibilidad de rescindir el convenio o cambiar los términos del acuerdo.

El anterior lockout se produjo en la temporada 1998-1999, y solo se jugaron 50 partidos en cicha temporada.