MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Viernes 21 de Julio del 2017 - 4:37 PM
EEUU
Costa Rica
México
Jamaica

Joachim Löw, un intrépido que gana su apuesta más arriesgada

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – Joachim Löw apostó más fuerte que nunca en sus once años al frente de la selección alemana el 17 de mayo, cuando anunció una lista formada por meritorios para la Confederaciones: un mes y medio después fue bañado en champán por sus jugadores tras levantar el título. Información que adelantamos días atrás. 

Mientras el seleccionador comparecía en la rueda de prensa posterior al triunfo 1-0 ante Chile en San Petersburgo junto al arquero Marc André Ter Stegen, sus jóvenes discípulos entraron en la sala y lo rociaron de espumoso mientras cantaban en español ‘¡Campeones, campeones!’.

El seleccionador había sorprendido a propios y extraños al elaborar una convocatoria con siete jugadores sin ninguna experiencia internacional, dando descanso a titulares indiscutibles como los centrales Mats Hummels y Jérome Boateng, los centrocampistas Sami Khedira, Tony Kroos, Mesut Özil y Thomas Müller, o el capitán Manuel Neuer, que se recupera de una lesión.

El resultado ha sido inmejorable. “Es algo histórico y único para Alemania, algo muy particular, los jugadores se han batido los unos por los otros en el campo para lograr el trofeo”, dijo en rueda de prensa haciendo referencia a la juventud de sus discípulos.

– Más de 100 victorias –

A sus 57 años, este nativo de la Selva Negra suma 152 partidos al frente de la Mannschaft, desde que tomara el testigo de su amigo Jurgen Klinsman tras el Mundial 2006.

“Normalmente, las estadísticas no son relevantes. Pero lograr 100 triunfos es bonito, el 150º partido al frente de la selección también. Representa un largo período con bellos momentos, aunque también algunas lágrimas”, dijo tras ganar a Camerún hace una semana.

Lo cierto es que con Löw en el banquillo, el equipo ha logrado una fiabilidad total. Nunca se ha bajado de las semifinales (Eurocopa 2008 -final-, 2012 y 2016, Mundial 2010 y triunfo en el Mundial 2014).

Muy crítico con el trofeo de los campeones, que obligaba a sus jugadores a encadenar tres torneos en tres años -Eurocopa 2016, Confederaciones 2017 y Mundial 2018-, está convencido de que el calendario futbolístico mundial es excesivo para los futbolistas.

En su largo periplo con Alemania, Löw se ha caracterizado por buscar un fútbol vistoso y flexible, capaz de dominar o recular según el rival, pero siempre con una idea ofensiva y colectiva.

– Referente del fútbol mundial –

Algunas leyendas alemanas lo han criticado por alejarse del modelo tradicional, pero le basta con sacar su hoja de servicios para acallar cualquier voz discordante.

El año pasado en la Eurocopa de Francia, cuando su equipo se cayó en semifinales ante el anfitrión, su siempre impecable presencia quedó ‘manchada’ por algunos tics desagradables que recogieron las cámaras (mano a la nariz, dentro de los pantalones o bajo la axila para luego olerla). Fue diana de muchas bromas, pero él se lo tomó con filosofía.

Referente del fútbol mundial, tiene el crédito suficiente para levantar la voz cuando cree que la situación lo merece.

“Me gustaría que las instituciones, que nos hacen controles a nosotros también, ofrecieran los nombres si fuera el caso. Si hay jugadores que se dopan, deben desaparecer de la circulación y ser suspendidos”, señaló con dureza hace unos días cuando se publicó un presunto escándalo de dopaje en el fútbol ruso.

Futbolista y entrenador modesto, a Löw le cambió la vida en marzo de 2004, cuando Klinsmann lo llamó para pedirle que lo acompañase en la dirección de Alemania. El Mundial 2018 es la próxima meta de este intrépido capaz de ganar su apuesta más arriesgada.