MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Viernes 23 de Octubre del 2020 - 6:49 PM

Falleció el Padre del balonmano costarricense

Posted on 0

Share this on anywhere you want!

EL PADRE DEL BALONMANO COSTARRICENSE

 

Hermann Brunner Fleischman nació el 7 de abril de 1926 en Grafenwoehr, en el sur de Alemania. En su juventud se destacó en los deportes, especialmente en la prueba atlética de los 100 m planos. También jugó balonmano que en esa época se efectuaba en campo abierto.

Al final de la Segunda Guerra Mundial fue enlistado y no pudo concluir sus estudios secundarios. Después de la guerra ayudó a reconstruir el restaurante de la familia.
Más adelante, al final de los cuarenta se le ofreció venir a Costa Rica, a trabajar en la Panadería y Pastelería Schmidt. Se convirtió en socio y trabajó como gerente de producción hasta 1993.

Se casó en 1958 y tuvo tres hijos. A principios de los sesenta se graduó en contabilidad en La Salle Extension University. En esos años tuvo la oportunidad de ser entrenador de atletismo y gimnasia en el Colegio Saint Francis.

Durante la época de estudios escolares de sus hijos fue miembro de la Junta Directiva de la Institución Cultural Germano Costarricense que administra el Colegio Humboldt y de la cual fue su tesorero por varios años.

Como resultado del auge del balonmano en Costa Rica a finales de los setenta se constituyó en 1978 la Asociación Costarricense de Balonmano que pasó a llamarse Asociación de Balonmano de San José y la cual presidió hasta el año 2011.

Bajo su presidencia la Asociación se afilió a la Federación Panamericana en 1984. En 1986 se fundó la Federación Costarricense de Balonmano (FECOBAL), la cual, un año después, se convirtió en miembro de la Federación Internacional de Balonmano.

Hermann Brunner fue presidente de la FECOBAL hasta el año 2008; de 1987 a 1995 fungió como tesorero de la Federación Panamericana de Balonmano y de 1996 al 2004 fue Miembro del Consejo Directivo de la Federación Internacional de Balonmano como representante de la Federación Panamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *