MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Jueves 17 de Octubre del 2019 - 5:28 PM

Estados Unidos, sin gran oposición para ganar el Mundial de básquet femenino

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – La basquetbolistas estadounidenses partirán como las grandes favoritas en el Mundial que se inicia el sábado en Turquía y, pese a su reciente derrota contra Francia, una de sus rivales potenciales, junto a España, Brasil y Australia, solo algún error grave las puede apartar del título.

“Estados Unidos come aparte y no debemos fijarnos en ellas”, se resignaba hace poco el seleccionador español Lucas Mondelo en una entrevista.

El palmarés de Estados Unidos impresiona: ocho títulos mundiales, incluidos seis de los últimos nueve, además de acaparar las cinco últimas medallas de oro en los Juegos Olímpicos.

Una victoria más este año les permitiría sumar un nuevo doblete tras la victoria de sus homólogos masculinos en su Mundial, celebrado en septiembre en España.

Pese a la ausencia de Candace Parker, lesionada de una rodilla, la selección estadounidense lucirá un equipo seductor con estrellas como Diana Taurasi, Candice Dupree, Tina Charles y la veterana Sue Bird, que disputará a sus 33 años su cuarto Mundial consecutivo.

Salvo enorme sorpresa, el equipo dirigido por Geno Auriemma debería terminar en lo más alto del Grupo D de la primera vuelta donde se medirá a Serbia, China y Angola, lo que le permitirá acceder directamente a cuartos de final.

Pero las compañeras de Diana Taurasi deberán tener en mente la derrota en el amistoso de preparación ante Francia (76-72) para no relajarse.

Este revés, que empujó a su seleccionador a hacer algunos ajustes, podría llevar a los aspirantes al podio a albergar alguna esperanza.

– Aspirantes a la plata –

España, encuadrada en el difícil Grupo A, junto a Brasil, Japón y República Checa, llega como campeona de Europa, pero ha perdido a dos referentes de los últimos años como eran Amaya Valdemoro y Eliza Aguilar.

Por contra, se podrá asir al liderazgo de Alba Torrens y a la pivote Sancho Lyttle, que han destacado la pasada campaña en el Galatasaray turco, para repetir la hazaña de superar las expectativas como hicieron en el campeonato de Europa frente a Francia.

“El pasado año ya dimos un primer paso al focalizar más en el equipo que en las jugadoras con el lema ‘yo al servicio del equipo’. De ese lema han hecho bandera las jugadoras más importantes como (Laia) Palau, (Marta) Xargay, Torrens y Lyttle, que son las cuatro ‘patas de la mesa”, explica Mondelo.

Las galas llegan con un equipo renovado con respecto al europeo del año pasado, aunque mantienen algunas de las caras que ganaron la plata olímpica en Londres-2012 tras perder en la final contra, como no, Estados Unidos (86-50).

De aquella final quedan cuatro jugadoras: Sandrine Gruda, la capitana Celine Dumerc, que ha vivido su primera experiencia en la WNBA (liga profesional estadounidense), Endene Miyem y Emilie Gomis.

También aspira a medalla Serbia, que no para de progresar, tras quedar cuarta en el Europeo de 2013 y se impuso a Francia en un partido de preparación.

Pero posiblemente, tras Estados Unidos, el equipo más fuerte sea Australia. Será la gran favorita de su grupo C, en el que también están Bélgica, Cuba y Corea del Sur. Aunque podrían echar de menos a su gran estrella Liz Cambage, baja por una lesión en el tendón de Aquiles.

Por último, Brasil siempre es un equipo a tener en cuenta en las grandes citas y este año llega con un plantel con tres jugadoras de la WNBA, entre las que destaca Erika da Souza.