MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Miercoles 23 de Octubre del 2019 - 5:29 AM

España quiere recuperar el cetro europeo de baloncesto ante la poderosa Francia

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP)  – La selección española de básquetbol, que no se ha bajado del podio continental en la última década, afronta el Europeo 2015 con el objetivo de recuperar el título y clasificarse para los Juegos de Rio, en un torneo en el que la anfitriona Francia parte como gran favorita.España, ganadora del Eurobasket en 2009 y 2011, sólo pudo ser tercera hace dos años después de perder con Francia en semifinales (75-72). El equipo galo terminó levantando el título.

También fueron los jugadores dirigidos por Vincent Collet los que acabaron con el sueño de España de ser campeona del mundo en Madrid hace un año. Francia se impuso con autoridad en cuartos (65-52) antes de caer con Serbia en semifinales.

En busca de la revancha, el equipo español llega al Europeo marcado por las bajas. Lesionados o en busca de un descanso, Marc Gasol, Juan Carlos Navarro, Ricky Rubio y José Manuel Calderón renunciaron a jugar con el equipo nacional este verano boreal.

 

– El regreso de Scariolo –

 

Pero el seleccionador Sergio Scariolo, que regresa al banquillo después de haber dimitido tras la medalla de plata en los Juegos de Londres 2012, contará con el ídolo Pau Gasol, acompañado por los pilares del Real Madrid -vigente campeón europeo-; Sergio Rodríguez, Sergio Llull y Rudy Fernández.

También se espera un notable rendimiento de Nikola Mirotic, de origen montenegrino, que debuta con España en la plaza de jugador naturalizado que en los últimos años había ocupado Serge Ibaka.

El Europeo 2015 contará con la peculiaridad de que la primera fase se disputa en cuatro países (Montpellier -Francia-, Berlín -Alemania-, Zagreb -Croacia- y Riga -Letonia-), mientras que la fase final se jugará en Lille, al norte de Francia.

Allí esperará un recinto espectacular, el estadio Pierre-Mauroy, habitual casa del equipo de fútbol (55.000 espectadores), que ofrecerá 27.000 plazas en su adaptación para el básquetbol.

España, encuadrada en el grupo A, tendrá rivales de peso desde el primer día. Debutará el sábado ante Serbia, actual subcampeona mundial, y luego le esperan Italia, Alemania, Turquía e Islandia. Los cuatro primeros accederán a octavos de final, que ya se jugarán en Lille.

La gran favorita del torneo es Francia, liderada por un Tony Parker que busca levantar un título en casa para añadir un nuevo hito en su excepcional carrera.

Sin casi bajas, tan sólo se cayeron por lesión durante la preparación el pívot Alexis Ajinça y e base Antoine Diot, Francia, vigente campeón, es el equipo a batir.

 

– La última lección de Nowitzki –

 

Además de Parker contará con otros NBA consolidados como Nicolas Batum, Boris Diaw, Evan Fournier o Rudy Gobert, el imponente pívot titular de 2,15 metros, una de las sensaciones del pasado campeonato norteamericano, en el que juega para los Utah Jazz.

Además de España y Francia, los otros equipos que parece que pueden luchar por el título son Serbia, liderada por el talentoso base Milos Teodosic y con Aleksandar Djordjevic en el banquillo, y Grecia, que tendrá la baza del retorno de Vassilis Spanoulis y la pujanza de tres NBA; Kostas Papanikolaou, Kostas Koufos y el espectacular joven de 20 años Giannis Antetokounmpo.

Como es habitual en año preolímpico, las estrellas se apuntan al torneo continental para intentar alcanzar uno de los billetes que se entregan (finalistas) o al menos sellar el pase al torneo preolímpico (para los clasificados entre el 3º y el 7º).

Otras selecciones que aspiran a la victoria son la siempre sólida Lituania, finalista hace dos años, Italia, con sus cuatro flamantes NBA (Belinelli, Gallinari, Datome y Bargnani) y Croacia, otro equipo de gran tradición que jugará la primera fase en casa (Zagreb).

Finalmente el torneo servirá para despedir a uno de los mejores jugadores europeos de la historia. Único MVP de la NBA del Viejo Continente (2006-2007), el alemán Dirk Nowitzki, de 37 años, intentará añadir una última gesta a su palmarés.