MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Miercoles 23 de Octubre del 2019 - 12:25 AM

El Ultra Trail del Mont Blanc, un laboratorio en la lucha contra el dopaje

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – El Ultra Trail del Mont Blanc (UTMB) propone este año a sus participantes evaluar en profundidad su salud antes de la disputa de la carrera en agosto, con el fin de conocer mejor el comportamiento de los deportistas en la lucha contra el dopaje.

“En tanto que organización, es muy importante mostrar que se puede hacer algo en la lucha antidopaje” explicó el director técnico de la UTMB Michel Poletti.

Esta prueba, la carrera de ultrafondo más importante con sus 170 km de recorrido y 10.000 metros de desnivel positivo que obligan a sus participantes a explorar sus límites. ¿Qué mejor escenario para experimentar en materia antidopaje?

Los organizadores han decidido abrir la edición 2016 (del 22 al 26 de agosto) a Pierre Sallet, doctor en fisiología y especialista en dopaje, y a Patrick Basset, médico anestesista especializado en carreras de ultrafondo y en socorrismo de montaña por le Policlínica del Gran Sur de Nimes.

Ambos trabajaban ya desde hace años en la UTMB, pero desde hace unos meses ponen a punto un programa -bautizado como Quartz- que tiene el objetivo de colocar la salud en el centro del interés de los participantes.

– La salud olvidada –

“La salud pública es claramente la gran olvidada en la lucha contra el dopaje”, estima Sallet, que también es fundador y presidente de la asociación ‘Athlete for Transparency’.

“Era el epicentro en las décadas de 1990 y 2000 cuando no había pruebas de detección de productos dopantes, sobre todo para la EPO. Una década después, la lucha antidopaje se ha estructurado alrededor de la Agencia Mundial Antidopaje, alrededor de los controles y se ha olvidado un poco esto. Y sin embargo, la medicina y la salud nunca están demasiado lejos del dopaje”, agrega.

En lugar de efectuar controles antidopaje dirigidos a detectar algunos productos prohibidos, ‘Quartz’ propone controlar regularmente, desde la preparación hasta el día de la carrera, el estado general de salud de los deportistas.

Análisis sanguíneos, capilares y de orina: todos los controles se hacen en base al voluntariado y los participantes del UTMB 2016 están siendo actualmente contactados.

Este programa, así como otros experimentos relacionados con la salud en el ultrafondo, está financiado por el fondo ‘Ultra Sports Science’, creado en marzo por los dos científicos.

“Con 66 marcadores biológicos presentes en las muestras que tomamos (índice de hierro, magnesio o calcio, por ejemplo), ‘Quartz’ ofrece una visión más amplia que los controles antidopaje”, que solo incluyen 10 marcadores en el apartado hematológico del pasaporte biológico y siete en el apartado de esteroides, argumenta Pierre Sallet.

“Con la salud, se ve todo”, asegura.

– Pasaporte biológico bis –

Estas muestras y análisis los pueden realizar cualquier laboratorio, una facilidad más con respecto a los controles clásicos, que deben ser efectuados obligatoriamente por un laboratorio debidamente acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Pese a todo, los controles antidopaje siguen siendo indispensables, coinciden Sallet y Basset.

“Nuestro programa es complementario, no ‘más’ eficaz. Se deben mantener los controles antidopaje, por ejemplo, para encontrar estimulantes. Pero está demostrado que la toma de microdosis de EPO muestra los límites del pasaporte biológico”.

“Con este programa, tratamos de cambiar la manera de ver las cosas: estamos poniendo a disposición de todos los que están limpios una herramienta que les permite demostrar que están limpios”, argumenta Poletti.

Los atletas controlados tendrán en efecto la posibilidad de hacer públicos sus datos, una manera también de poner en el disparadero a todos aquellos que no quieran hacerlo, a los que no se hayan presentado voluntarios al programa…

Al final, las informaciones recabadas permitirán constituir un dossier médico que podría calificarse como un ‘pasaporte biológico bis’, en paralelo al verdadero pasaporte biológico puesto en marcha por la AMA.

En caso de perfiles anormales (con algunas carencias o con la tasa de hematocrito demasiado elevada, por ejemplo), se podría decidir que ese atleta no tome parte en la carrera.

“Existen perfiles anormales que no vienen del dopaje”, asegura Sallet. “Entonces se dice: bueno, no está dopado, ¡menos mal! Pero en realidad no está bien. Un problema de salud puede ser aún más grave que un caso de dopaje”, recuerda este especialista.