San José, Costa Rica      

(AFP) - El presidente ruso Vladimir Putin declaró "abiertos" este viernes los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, en la parte final de la ceremonia de inauguración celebrada en esta ciudad del sur de Rusia, a orillas del mar Negro.

 

"Declaro abiertos los XXII Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi", sentenció Putin, gran impulsor de este proyecto olímpico, desde la tribuna de autoridades del estadio Fisht.

Putin ha estado muy involucrado en el proyecto de Sochi-2014, desde la concesión de la sede hace siete años hasta la disputa de los que son los primeros Juegos Olímpicos de Invierno en Rusia. Moscu acogió en 1980 los Juegos Olímpicos de Verano.

Instantes antes de las solemnes palabras de Putin, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, se había dirigido al público.

"Los Juegos Olímpicos permiten construir puentes y unir a la gente. No son para levantar muros y aislar a las personas. Son para abrazar la diversidad humana", comentó el alemán, que dirige el COI desde septiembre.

"A los líderes políticos del mundo, quiero darles las gracias por apoyar a sus atletas. Son los mejores embajadores de su país", apuntó, pidiendo que se respete el mensaje olímpico de paz y concordia.

Pebetero encendido 

El exjugador de hockey sobre hielo Vladislav Tretyak y la excampeona de patinaje artístico Irina Rodnina encendieron este viernes en Sochi el pebetero olímpico, donde la llama permanecerá encendida hasta el término de los Juegos, el 23 de febrero.

Los dos exatletas fueron los elegidos para este honor en la ceremonia de inauguración, unos treinta minutos después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, hubiera declarado "abiertos" oficialmente los XXII Juegos Olímpicos de Invierno.

Rusia paseó su historia y cultura en ceremonia

 

Con una ceremonia de apertura que comenzó a las 20h14, en referencia al año de la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, Rusia mostró este viernes al mundo su historia y su cultura, antes de que dos exdeportistas, Irina Rodnina y Vladislav Tretyak, encendieran el pebetero.

Rodnina y Tretyak son iconos deportivos de la época soviética. La primera ganó tres oros olímpicos en patinaje artístico, mientras que Tretyak fue la estrella del equipo de hockey sobre hielo, que ganó el título olímpico en 1972, 1976 y 1984.

Entre los últimos relevistas estaban la tenista Maria Sharapova y la plusmarquista mundial de salto con pértiga, Yelena Isinbayeva.

El director de la ceremonia, Konstantin Ernst, trató de plasmar en el flamante estadio Fisht, que será sede también en el Mundial de fútbol de Rusia-2018, las singularidades de un país de 17 millones de kilómetros cuadrados y más de 150 etnias.

"He querido acabar con los estereotipos de Rusia: el caviar, las muñecas Matriochka, las balalaikas o los osos, queriendo presentar la historia de Rusia bajo los ojos de una niña", afirmó Ernst antes de la ceremonia.

"Esos objetos forman parte de nosorros pero no representan todo lo que somos. He querido que conozcan a los rusos, a los auténticos, no a los desnaturalizados por décadas de propaganda y guerra fría", añadió.

La historia y culturas fueron mostradas de la mano de una niña llamad Lubov, que significa amor en ruso, y que a través del tiempo y el espacio, se paseó por el devenir de los siglos del país mas extenso del mundo.

De este modo el viaje al que fueron invitados los 40.000 espectadores, incluidos los 44 jefes de estado y de gobierno presentes, tuvo como protagonostas al alfabeto cirílico, a la bandera rusa, a las voces líricas del país, a los ritos, las festividades, Moscú, Pedro el Grande y Leon Tolstoi, entre otros.

Los 88 países inscritos en estos Juegos Olímpicos, abriendo el desfile como es tradición Grecia y cerrándolo Rusia, estuvieron presentes en la ceremonia, destacando el aplauso del público a la delegación de la vecina Ucrania, sumida en una crisis política y social en las últimas semanas.

Los telespectadores rusos vieron un anillo más que el resto en ceremonia

Los telespectadores rusos pudieron ver cinco flores gigantes transformándose en otros tantos anillos olímpicos, cuando en realidad un problema técnico impidió la apertura de una de ellas en el estadio que acoge la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, constataron este viernes periodistas de la AFP.

Según las imágenes retransmitidas por la primera cadena de la televisión rusa (Pervyi Kanal) al principio de la ceremonia, las flores comenzaron a abrirse, pero una de ellas -la situada arriba a la derecha- se bloqueó. Después de un plano centrado en el público, la imagen de la televisión rusa volvió a las cinco flores, convertidas todas ellas en anillos olímpicos.

Al mismo tiempo, los 40.000 espectadores presentes en el estadio Fisht, así como los telespectadores servidos por la señal internacional, pudieron constatar el incidente.

Las imágenes de la televisión rusa se difunden con una quincena de segundos de retraso con respecto al directo.

Esta ceremonia marca el inicio de los primeros Juegos Olímpicos de Invierno en Rusia.

Ceremonia 

 

La ceremonia de inauguración de los XXII Juegos Olímpicos de Invierno comenzó este viernes a las 20h14 locales (16h14 GMT) en Sochi, en el sur de Rusia, en presencia del presidente Vladimir Putin y de decenas de dirigentes extranjeros.

 

Unas 40.000 personas asistieron al espectáculo en el estadio Fisht, construido a orillas del mar Negro, con motivo de los primeros Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Rusia.

 

Unos 3.000 artistas estaban previstos para participar en el 'show', de dos horas y media de duración.

 

Los momentos fuertes de la velada serán el escendido del pebetero olímpico por una personalidad cuya identidad fue mantenida en secreto y la declaración de apertura de los Juegos por parte de Putin.

 

El presidente ruso, gran impulsor del proyecto olímpico de Sochi, se ha propuesto aprovechar este evento para mejorar la imagen de su país.

 

Son los Juegos más caros de la historia (50.000 millones de dólares, 37.000 millones de euros) y es el mayor evento internacional en Rusia desde la caída de la Unión Soviética en 1991.

 

La ceremonia inaugural tiene lugar un día después de que el jueves comenzaran ya las competiciones deportivas y después de los entrenamientos este viernes del descenso masculino y femenino en la montaña de Rosa Khutor.

 

En las tribunas del estadio Fisht estaban junto a Putin líderes importantes como el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el número uno chino Xi Jinping o los presidentes de Turquía (Recep Tayyip Erdogan) y Ucrania (Viktor Yanukovich).

 

Sin embargo, destacaron las ausencias de altos mandatarios de otros 'pesos pesados' de la escena internacional, entre ellos Estados Unidos, Francia o el Reino Unido.