MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Sábado 21 de Octubre del 2017 - 5:16 PM
Herediano
Alajuelense
Saprissa
Limón
Carmelita
Pérez Zeledón
Guadalupe
Liberia
Grecia
UCR

De nuevo la ilusión azul

Posted on

Share this on anywhere you want!

Somos la afición que siempre vemos dobles caras en muchos de los simpatizantes de los equipos habitualmente campeones de nuestro fútbol federado. Por un lado, a “todos -les- gustaría ver al Cartaginés campeón”, pero cuando te das vuelta, te enteras que de bastantes de los que expresaban su gesto solidario, oyes y lees, qué hay un menosprecio confundido con lástima hacia nuestra institución.

 

Pero parecido nos pasa a los “azules”. Los de más de 50, con el paso de los años, recordamos cómo desde que nuestros padres nos llevaban de la mano al Cantarrana, hemos pasado por grandes depresiones (como el descenso de 1982 y la casi-casi cuarta copa del 69, 73, 75, 77, 79, 87, 93, 96 y 2013) a enormes alegrías y satisfacciones, como haber visto bailar nuestro Ballet, torneos en los que se hicieron más puntos que el resultante equipo laureado, triunfos que tiraron a nuestras familias con ollas y sartenes a aceras, las que habitualmente se recogen temprano en la noche, y por supuesto, la proeza de haberse traído de California un Águila Blanca, que el Atlante mexicano con todas sus estrellas, ya daba por descontado que iba a adornar sus vitrinas.

 

Hemos pasado de regañadas en nuestras casas porque “te va a dar un infarto con esos colerones”, a derramar lágrimas de alegría y orgullo por lo que se ha hecho en este futbol que tanto nos apasiona.

 

Ahora, de cara al Torneo de Apertura 2017, nos sentimos de nuevo positivos, pues una Junta Directiva renovada, con mezcla de gente de experiencia en negocios exitosos con profesionales, todos llenos de auténtica pasión, han retomado los principios que nos inspiraron al asumir las riendas, allá en 1992 (subcampeones en 1993) y en 2012 (subcampeones en 2013); pero con muchas diferencias: empezando porque hay memoria fresca y viviente de los grandes yerros que cometimos, se parte de una sólida base de canteranos (de 33 jugadores que han hecho la pretemporada, 20 son formados en nuestras ligas menores: 16 de ellos han sido campeones de alto rendimiento, 2 han sido campeones de primera división y, el ídolo del nivel de Leo, que ejerce un excelente liderazgo, luego de lucirse en canchas noruegas y en escenarios de primer nivel, como el Mundial del 2014).

 

Haber vuelto a confiar en Javier Delgado, quien estoy seguro ha reflexionado sobre lo que le faltó en 2012-2014, contar con Martín Arriola (principal gestor de la primera camada de campeones juveniles), con Adrián Leandro (conocedor hasta la médula de los hoy rapados); pero además teniendo el respaldo de una titánica labor como la de Greivin Mora, Caíto Quirós y otros muchachos que con capacidad y vocación, vienen sacando muchachos que antes se frustraban en las primeras de cambio o se iban huyendo a las estructuras de los “habituales campeones”.

 

 

Pero, además y cómo si fuera poco, una crisis financiera que venimos anunciando desde 2013 y a la que no se le había querido poner atención seria; la cual ha incidido directamente en la sequía de presencia en las etapas finales de los últimos 5 torneos, por fin llegó a la conciencia de todos en el país. Cuando está bola de nieve era ya muy grande y salimos anunciándola, se nos tildó de traidores y se nos recordó que “entre bomberos no se majan las mangueras”, se nos marginó hasta que lograron que “saltáramos del barco”.

 

Pero lejos de hundirse, este Navío hoy toma más fuerza, se ha logrado, con capacidad y honestidad, sortear un remate de hipotecas; pero muy bien lo alerta el Presidente del Club, don Luis Fernando Vargas: “Quiero ser claro, el asunto no ha terminado, no se da por concluido -el remate-, pero sí es un hecho que no debemos ir al juzgado este lunes, y tenemos un poquito más de tiempo para poder resolver este asunto”.

 

Las decisiones serias deben seguir, la búsqueda debajo de las piedras de buenos patrocinadores y de afiliación de más contribuyentes, no puede debilitarse; no hemos llegado a ningún remanso de tranquilidad, pero con lo que vemos y respiramos, no sólo en la cancha sino en las gradas y tertulias -presenciales y virtuales-, estamos claros que ha vuelto la Gran Ilusión Azul, llena de fuerza, pero también de lecciones aprendidas, siendo las más importantes tener claro que el orden administrativo-financiero, la transparencia y la paciencia de saber que sólo clasificando habitualmente a etapas finales, es que llegarán, esa cuarta y sucesivas estrellas plateadas a ese adorado uniforme azul.

 

Como nos recordaba el entrañable Negro Sancho, hoy entre todos podemos seguir gritando: Vive, Vive!!!

 

Carlos Loría, ex directivo brumoso