MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Jueves 27 de Febrero del 2020 - 11:24 AM

Cuando las pérdidas duelen hasta el alma, Fútbol Femenino

Posted on

Share this on anywhere you want!

Escrito por Henry Núñez – Presidente del CONCR

Después de años siguiendo el proceso del equipo femenino de fútbol, en el que nos han dado muchas satisfacciones, especialmente en los eventos del ciclo olímpico, resultados internacionales que nos enorgullecen, hoy sentimos un trago amargo con la no clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokyo; nos vuelven a ganar USA (campeonas olímpicas en Londres 2012) y Canadá (quienes ocuparon el tercer lugar tanto en los Juegos Olímpicos Londres 2012 como en los JJOO Río 2016). Que ruta más dura nos toca pasar para poder llegar a los JJOO con nuestras futbolistas.

Sin embargo, cuando se logran estos resultados y vemos el nivel de juego y de pundonor deportivo demostrado por nuestras jugadoras, así como las estrategias y tácticas implementadas por la entrenadora Amelia Valverde, debemos evaluar el crecimiento, desarrollo y madurez deportiva que ha venido logrando nuestra selección nacional femenina de fútbol. Un conjunto que como pocos ha logrado compenetrarse y adquirir una identidad de equipo, el cual solo se logra con una dirección técnica profesional e inteligente, con el liderazgo de jugadoras del nivel de su capitana Shirley Cruz y tantas jugadoras referentes que no son una, ni tres sino más de medio equipo que al lado de jóvenes promesas (para mencionarlas tendría que poner a todo el equipo) nos hacen ver un futuro muy positivo.

Es muy fácil señalar y criticar lo que quizás no se hizo y “debió” hacer la entrenadora durante el juego e incluso es muy fácil sugerir que deberían haber cambios en la dirección técnica, pero es en momentos como estos donde se debe por el contrario evaluar el proceso que se ha venido dando a través de los años, se debe poner en su real dimensión el nivel de los equipos a los que se enfrentaron, la estructura deportiva, infraestructura, inversión económica , tecnología y muchos otros aspectos que influyen en el rendimiento tanto de los equipos a los que nos enfrentamos, así como el nuestro.

No tengo la menor duda que nuestras jugadoras se merecían la clasificación a los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 con lo demostrado en la cancha, pero, se merece nuestro país una clasificación con lo que se les da en la estructura desde las bases hasta el alto rendimiento ? Creo que todavía nos falta mejorar en muchos aspectos y áreas en el ámbito deportivo para lograr ese alto objetivo que cada vez está más cerca. Un proceso deportivo de alto rendimiento necesita de 8 a 12 años de trabajo, por esa razón se le debe dar continuidad al proceso actual de la mano de una entrenadora líder que ha demostrado profesionalismo, convicción, capacidad de unir a un equipo, dándole cada vez mejores herramientas y apoyos para lograr el máximo rendimiento que con el talento y crecimiento deportivo que tienen nuestras jugadoras estoy seguro vendrán muchos éxitos futuros