MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Domingo 10 de Diciembre del 2017 - 10:10 PM

CRÍTICA SANA ES NECESARIA PARA LA SELE

Posted on

Share this on anywhere you want!

No todo es malo, no todo es bueno. Esta es la realidad que vive la Selección Nacional que regresa golpeada de la Copa Oro. Una copa que quería ganar pero se queda lejos nuevamente del objetivo.

Anda enredado el equipo en estos días, con tantos lesionados en tan poco tiempo, y con esa calamidad de jugar con un solo nueve que ya no da abasto y con un esquema de juego cada vez más controlado por parte de los rivales.

Perder confianza es la peor lesión que puede sufrir el equipo, porque es un tema que pasa por lo mental y la motivación que se requiera como motor del esfuerzo y el trabajo.

El grupo tiene que volver a creérsela. Empoderarse es el término de moda que se usa para tomar convicción de que si se puede enfrentar cualquier reto como el que viene pronto con la hexagonal.

Todavía no estamos clasificados para el mundial de Rusia, y vienen cuatro pruebas de alto riesgo. En Estados Unidos, aqui con México y Honduras y de visita en Panamá.

Dos salidas y dos juegos en casa. Nada fácil tomando en cuenta las circunstancias que maneja cada selección para ver hacia Rusia o por la rivalidad que existe entre ellas.

La Sele necesita apoyo total para esos dos meses de setiembre y octubre, y lo va a tener como siempre ha ocurrido.

Pero en estos días post Copa Oro, también es importante que todos sus integrantes sepan leer con madurez el descontento que ha dejado su actuación en este torneo.

A los dirigentes les corresponde la tarea de provocar una evaluación seria y profunda de todo lo que ocurrió en la Copa.

Al cuerpo técnico le compete la obligación de revisar con lupa todas sus decisiones, desde la planificación de este torneo que ha dejado algunas dudas sobre todo en la escogencia de los jugadores y el esquema conservador de juego utilizado. Y a los jugadores, uno por uno, se les debe exigir una autovaloración de su esfuerzo y rendimiento.

Nuestro amor por la Selección Nacional, en lugar de anularla, debe propiciar la crítica siempre constructiva que sirva para corregir y mejorar. Como en una buena familia, saber corregir a tiempo, nos llevará a todos a más y mejores resultados.