MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Sábado 15 de Diciembre del 2018 - 9:27 PM

Cordero dice que fue un juego atípico y confían en los reemplazos

Posted on

Share this on anywhere you want!

Víctor Cordero, asistente técnico del Deportivo Saprissa, reconoció que tras la lista de lesionados y la baja de los lesionados, esta semana ha sido un tanto atípica para el cuadro morado, no obstante, salió satisfecho con el trabajo en bloque que hicieron para impedir el avance de su rival de turno, el Municipal Grecia, a quienes les reconoció su buena labor en la cancha.

“Hoy ha sido un partido atípico con una serie de contratiempos: tuvimos varios lesionados, tenemos seleccionados. Hicimos un buen bloque porque el rival tiene buena posesión de pelota. Nosotros somos conscientes de que estamos jugando ordenados, teníamos varios partidos de anotar solo uno y hoy anotamos dos, hubiésemos deseado más, hay que darle mérito al rival también”, comentó.

Para el estratega de los tibaseños, el punto más débil de su equipo esta noche fue no parar las jugadas de bola muerta, las cuales terminaron en gol en dos ocasiones. Incluso, señaló que tuvieron que hacer cambios en defensa sobre la marcha que a postre les rindieron frutos al no permitir más goles griegos.

“Hoy lastimosamente en bola muerta no deberíamos pasar dificultades, más con la estatura de nuestro equipo, debemos estar más atentos, la defensa ha estado mejorando. Más bien rearmar la defensa siempre es complejo y nos complace que demostraron que la camiseta de Saprissa se defiende en todo momento. Nunca se queda tranquilo cuando se empata, pero hay que admitir que el rival juega y tiene sus virtudes”, dijo.

Ante la crisis que vive el club saprissista por la falta de fichas claves como Cristian Bolaños, Marvin Angulo, así como las lesiones de última hora de Luis Stwart Pérez y Heiner Mora durante el encuentro, Cordero no pone excusas y asegura que tiene los cambios suficientes y sobre todo preparados para afrontar los próximos partidos, entre ellos, el Clásico Nacional.

“Vamos a ser claros, no es excusa, alineamos a 11 jugadores que pensamos eran los idóneos. Lo ideal es tener el grupo completo, pero hay que darle la confianza a los que llegaron a reemplazar a los lesionados. Cuando trabajamos entre semana con ellos, los que han tenido menos tiempo, se ve que son responsables con su trabajo” finalizó.