MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Miercoles 19 de Septiembre del 2018 - 3:06 AM

Colindres, el último gran ídolo del Saprissa que pudo ser una leyenda morada

Posted on

Share this on anywhere you want!

Columna de opinión: Punto ciego

Son pocos los futbolistas que logran ganarse el cariño y respeto de toda una afición a lo largo de sus carreras, más cuando ellos han pasado por otros clubes en el mismo país y Daniel Colindres es uno de esos casos atípicos dentro del fútbol. La ya confirmada salida de él del Saprissa, deja a los morados sin ese referente con el que tanto se identifican los aficionados; todavía les quedan grandes jugadores, pero lo que llegó a representar dentro y fuera del terreno de juego es sobresaliente.

La actitud seria de él representa muy claramente lo que es como profesional, una persona comprometida con su trabajo, que no teme hacerle frente a las críticas.

Ustedes morados, no tienen nada que reprocharle a un jugador que tuvo que esperar años y aguantar cesiones a otros equipos para tener el derecho de vestir una camiseta que exige mucho y donde no todos dan la talla, él sí.

Aquí encaja a plenitud el refrán: honor a quien honor merece.

Lo que más me ha sorprendido de Colindres es que tardó menos de 4 años para tener el respeto y ser ovacionado por el público de los morados.

Por lo general un futbolista se convierte en ídolo luego de un lapso mayor, pero las circunstancias dictaron otro desenlace en la vida de él, sin embargo, este corto tiempo en el que ha sido un extraordinario protagonista puede ser el que no le colabore para dar ese paso a leyenda.

Creerán que me olvidé de otros futbolistas como Christian Bolaños o Mariano Torres, pero no, aunque tienen grandes capacidades, a ellos todavía les falta algo.

Posiblemente lo de Torres es que muchas veces se comporta de una manera indebida en los cotejos, se gana tarjetas muy infantilmente, genera demasiados encontronazos y puede que para algunos esté bien porque está sudando el uniforme, pero también está afectando a su propio equipo y eso no se hace.

Lo de Bolaños pasa meramente porque actualmente no es determinante en el conjunto tibaseño, para cuando se retire definitivamente tendrá su camiseta colgada en el estadio junto a la de Alonso Solís y Walter Centeno, esto principalmente por lo que gestó en su primera etapa, pero si fuera por lo hecho en la segunda o tercera, lo dudo, ya que no ha demostrado nada sorprendente.

Regresando a Colindres, es indudable que él para todos los saprissistas representa mucho más que una persona que supo valorar lo que significa vestir los colores del equipo más laureado de Costa Rica, sin embargo, esta merecida salida al extranjero me deja con la incertidumbre de si el nombre de Daniel Colindres estará en un futuro en la inmortalidad del Deportivo Saprissa, como lo está el de Evaristo Coronado.

El tiempo lo dirá, regrese o no lo haga, pero él fue la última persona que logró poner de su lado a toda una afición difícil de complacer y que siempre pide más. Se ganó con esfuerzo, dedicación y sufrimiento todo lo que ha logrado; ser capitán del Saprissa, disputar un Mundial y sobre todo ser amado por los morados.

Lo anteriormente manifestado es la opinión del periodista y no tiene relación alguna con la línea editorial de este medio.