El técnico morado, Walter Centeno, no quiere cuidar figuras pensando en Herediano porque el miércoles se jugarán un partido de vida o muerte ante el CD Águila pese a la diferencia de 0x2.

“El partido de mañana es clave. Sabemos que para nosotros no hay mañana y tenemos que sacar un resultado positivo en este torneo”, expresó Centeno.

“Paté” augura una batalla más difícil en el Cuscatlán porque el rival está herido y nada perderá con arriesgar.

“Ahora tenemos que liquidar la serie, sabemos que va a ser difícil y vamos a tratar de buscar un gol para no pasar apuros”, puntualizó.

El estratega morado reconoció que el domingo en Limón algunos de sus jugadores salieron golpeados, lo cual va a evaluar si los usa o no, no reveló nombres.

Por otro lado, Centeno está tranquilo con el goleador Ugalde pese a sumar tres fechas sin anotar. “Es parte del proceso de los goleadores. Estamos conscientes que nos aporta mucho”.