MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Miercoles 19 de Junio del 2019 - 7:07 AM

Los Warriors, una dinastía comprometida y un callejón sin salida

Posted on

(AFP) – Los Warriors cayeron en la Final de la NBA ante los Toronto Raptors y perdieron por el camino a Klay Thompson y Kevin Durant, lesionados de gravedad y agentes libres el 30 de junio. Comprometidos salarialmente, solo con Stephen Curry sano y con Los Angeles Lakers como favoritos, los californianos ven comprometida su dinastía y se encuentran en un callejón sin salida.

Golden State buscaba su cuarto anillo en cinco años y el tercero consecutivo, lo que lo hubiera unido para siempre a equipos históricos como los Minneápolis Lakers (1952-1954), los Boston Celtics (1959-1966), los Chicago Bulls de Michael Jordan (1991-1993 y 1996-1998) y los Lakers de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal (2000-2002) como los únicos en firmar un “tree-peat”.

En cambio, la derrota ante Toronto (4-2) pudo marcar un antes y un después en el futuro inmediato de la franquicia, que se mudará a la Bahía de San Francisco a partir del próximo curso.

Durant sufrió una rotura del tendón de Aquiles de su pie derecho en el quinto juego de la Final y se perderá la próxima temporada. Thompson, por su parte, se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda en el sexto y se perderá al menos la mayor parte de la 2019-2020.

Ambos podrían firmar por otro equipo… o renovar por los Warriors. En cualquier caso, ninguna de las tres partes parece en disposición de luchar por el anillo en una campaña en la que los Lakers parecen los nuevos favoritos tras incorporar el sábado al estelar pívot Anthony Davis procedente de los New Orleans Pelicans.

“Tenemos a estos jugadores en la más alta estima. No sería un buen dirigente si no comprendiese el valor que tienen para nuestro equipo. Son dos jugadores fantásticos. Son el tipo de jugadores por los que hay que darlo todo para quedarse con ellos”, señaló el general mánager de los Warriors, Bob Myers.

“La lesión de Kevin ha redefinido completamente lo que puede pasar. No sé lo que Kevin quiere hacer pero sé que todos queremos que se quede”, dijo por su parte el técnico del equipo, Steve Kerr.

– Sin margen –

Con el límite salarial fijado en unos 109 millones de dólares para la próxima temporada, Golden State tiene cerca de 76 comprometidos en Curry (40,2), Draymond Green (18,5) y Andre Iguodala (17,2).

Así, podrían intentar renovar a Klay y/o a “KD”, renunciar a ambos y buscar otra estrella en el mercado o, como parece más probable, firmar de nuevo al escolta y llenar el equipo con jugadores por el mínimo.

Durant, antes de su lesión, parecía encaminado a Nueva York pero Mychal Thompson, padre de Klay y exjugador de los Lakers entre otros, afirmó que su hijo renovaría con los Warriors.

De cualquier forma, Golden State perderá también al poste DeMarcus Cousins y parece improbable que pueda competir directamente con los demás favoritos del Oeste salvo que el escolta vuelva antes de tiempo.

Aunque ellos no han perdido un ápice de ambición.

“Creo que todo el mundo piensa que es nuestro final. No creo que eso sea inteligente. Volveremos”, aseguró Green.

“Creo que se ha probado mucho sobre quiénes somos como equipo y la adversidad que enfrentamos durante la postemporada. El ADN y el carácter que tenemos. No apostaría en contra de que volvamos a este escenario el año que viene”, apuntó Curry.

– ¿Un nuevo ciclo? –

Golden State ganó un primer anillo en 2015 con Curry, Thompson y Draymond como columna vertebral. Tras perder la Final en 2016 ante los Cleveland Cavaliers de LeBron James, volvieron a dominar en 2017 y 2018 ya con Durant en sus filas. Ahora, con la posible marcha del alero, podrían decidir arrancar un nuevo proceso.

El armador -el mejor triplista de la historia de la NBA- tiene solo 31 años, mientras su socio de los Splash Brothers no cumplirá 30 hasta febrero. Con ellos como base, y con Draymond e Iguodala siendo agentes libres en 2020, la gerencia podría optar por comenzar un nuevo ciclo que los tenga como eje a partir de entonces, remozando un banquillo que ha mostrado más fragilidad que nunca.

El veterano Shaun Livingston (33) y el propio Iguodala (35) podrían optar por la retirada pero el joven pívot Kevon Looney (23) ha dejado claro que está listo para dar un paso al frente.

Los Warriors se han ganado la confianza y el reconocimiento en la última media década. Myers y Kerr han demostrado que forman parte de la élite en sus respectivos puestos. Y Curry avisa:

“Es duro perder una final pero nuestra historia no ha terminado”.

Posted in Con Criterio, Opinión

Ni Messi ni Argentina

Posted on

(AFP) – Messi sufre vestido de albiceleste. El ’10’ quiso ser ante Colombia, en el debut de ambas selecciones el sábado en la Copa América de Brasil-2019, el ’10’ del Barcelona, pero la historia con Argentina volvió a repetirse. Él lo advirtió: “Argentina no es candidata”.

Y no puede ser candidata porque Argentina careció ante los cafeteros de lo básico para ser un equipo: funcionamiento. No engrana, no carbura, se descompensa. Y lo que pasó en la Arena Fonte Nova, en Salvador, no se arregla en días.

El imberbe técnico Lionel Scaloni, de 41 años, carente por completo de experiencia dirigiendo, ni siquiera en clubes, perdió el partido con un 4-4-2 desordenado, carente de variantes ofensivas, de cambio de ritmo, de flujo por las bandas.

Scaloni se refugió en “un segundo tiempo del equipo hasta muy bueno”, pero en ese período, en el que ambos equipos se alternaron el control del partido, sufrió los goles de Roger Martínez, a los 71 minutos, y Duván Zapata, a los 86.

“Se generaron situaciones y se soportó la presión de Colombia. Intentamos jugar entre líneas, buscamos por todas partes. Al final el primer gol nos lo hacen de contragolpe”, afirmó convencido el entrenador.

Paredes probó al meta David Ospina con dos remates de media distancia, Otamendi hizo lo suyo con un cabezazo que sacó abajo el ‘1’ del Nápoles y Messi, en la misma acción, le entró mal a la pelota de cabeza en la acción más clara de peligro que tuvo la Albiceleste en en todo el encuentro.

– Argentina, solo 20 minutos –

Scaloni habló de “un segundo tiempo digno” de Argentina, pero 20 minutos decorosos no pueden ser suficientes para una selección que busca cortar con 26 años de sequía sin títulos, desde la Copa América de Ecuador-1993.

“En Argentina siempre cuando se pierde es grave y llevamos todo a lo máximo”, lamentó Messi.

“Hay un buen grupo, vamos a levantar. Tenemos que hacernos fuertes, pensar en lo que viene y no bajar los brazos. Hay que levantar la cabeza y seguir”, agregó el capitán poniendo la cara.

Messi se fue de Salvador debiendo, como le ha pasado en otros partidos vestido de albiceleste. Lo intentó, como siempre, pero no puede resolverlo todo. No sin socios, sin compañía, sin un equipo que lo respalde y lo entienda. Que al menos pueda devolverle una pared.

Ni qué decir de Sergio Agüero o Ángel Di María, dos de los cuestionados históricos del fiasco del Mundial-2018 y que Scaloni rescató también con Otamendi.

Del temible cañonero del City, el de los 32 goles en la temporada europea, sólo se vio el apellido en la casaca ‘9’. Y de Di María se supo en el partido cuando no saltó a la cancha para el segundo tiempo.

– ¿El campo de juego? –

Y así como le fue al de los Citizens y el del PSG, le fue al resto. Hasta Armani, que no tuvo responsabilidades en los goles, estuvo a punto de mandarse un error imperdonable en el área pequeña intentando salir jugando con Otamendi.

Además, para justificar lo injustificable, Scaloni también buscó excusas en el estado del campo de juego del Fonte Nova calificándolo como “lamentable”.

“No me imagino lo que va a ser cuando se jueguen dos o tres” partidos, sostuvo el seleccionador.

En la otra orilla, el portugués Carlos Queiroz, radiante por su primera victoria con Colombia en un torneo oficial, apenas sonrió al ser consultado por lo dicho por su colega. “¿Qué vamos a hacer ahora? ¿Llorar?”.

Quizás eso fue lo que le faltó al mejor del mundo cuando se marchó del Fonte Nova. Porque Messi volvió a ser aquel hombre triste que se frota la barba caminando cabizbajo cuando se viste de albiceleste.

cl/mcd

Posted in Con Criterio, Opinión

Pau y Marc Gasol, una pareja de hermanos única en la NBA

Posted on

(AFP) – Pau Gasol ganó dos anillos de campeón con la mítica casaca de Los Angeles Lakers. Marc Gasol se consagró este jueves con los noveles Toronto Raptors. Dos de los mejores jugadores internacionales de todos los tiempos son ya historia viva del deporte al convertirse en los primeros hermanos en ganar el título de la NBA.

Ed y George Mikan eran lo más parecido hasta entonces pero la NBA no los reconoce porque Ed fue traspasado en la temporada 1950-1951 antes de jugar los Playoffs y de que sus Rochester Royals se hicieran con la victoria unos meses después. George, por su lado, se coronó en cinco ocasiones con los Minneápolis Lakers: 1949, 1950, 1952, 1953 y 1954.

“Ganar el anillo de la @NBA es algo tremendamente difícil y a la vez, maravilloso. Ya tienes tu anillo, @MarcGasol!!!! Gran Trabajo, Gran Esfuerzo e histórico triunfo!!! Muchas felicidades a todo el equipo de los @raptors!!”, celebró Pau en su cuenta de Twitter minutos después de que Marc levantara el trofeo.

“Ha tenido un camino distinto al mío, pero su capacidad de sacrificio y su talento natural ha sorprendido a mucha gente. Ha llegado a las metas más altas. Estoy muy orgulloso y feliz por lo que ha conseguido y espero que siga así. Ni en los mejores sueños podíamos pensar algo parecido”, había dicho antes del decisivo encuentro.

124 hermanos jugaron en la NBA en sus más de 70 años de vida, entre ellos tan famosos como Gerald y Dominique Wilkins, Dick y Tom Van Arsdale, Albert y Bernard King, Horace y Harvey Grant o Stephen y Seth Curry entre muchos otros…

Pero ninguno logró lo que este jueves materializaron los Gasol, que son también los únicos españoles en coronarse campeones de la NBA.

“Es un sueño haber logrado esto”, dijo a pie de pista Marc. “Nunca he trabajado tan duro”.

– Caminos entrelazados –

Pau arrancó su carrera en la liga en 2001 como atlético y fino ala-pívot en los Grizzlies, donde jugó siete años, convirtiéndose en el mejor jugador de la historia de la joven franquicia hasta ese momento antes de ser traspasado en febrero de 2008 a Los Angeles Lakers… en una operación en la que Marc recaló en Memphis de rebote cuando aún se desenvolvía en la ACB española y era solo una firme promesa.

Mientras el mayor era clave en los dos anillos de los californianos en 2009 y 2010 junto al escolta Kobe Bryant, el pequeño daba sus primeros pasos en la NBA, creciendo temporada tras temporada hasta ser uno de los pívots más dominantes del mundo.

En 2015, ambos dejaron una imagen para la posteridad al ser los primeros hermanos en disputar un Juego de las Estrellas con un icónico salto inicial que dio la vuelta al mundo.

Pau dominaba la pintura entonces en los Chicago Bulls mientras Marc seguía escribiendo su propia historia en Memphis, donde reemplazó a su prójimo en el corazón de los aficionados.

“Espero que esto sirva para que muchos niños vean que no hay nada imposible”, dijo entonces.

En otro mes de febrero inolvidable, como su hermano 11 años antes, Marc fue traspasado a los Raptors en busca del anillo, que llegó tras una eliminatoria inolvidable frente a los Golden State Warriors, ganadores de tres de los últimos cuatro campeonatos.

Gasol reforzó la pintura de un cuadro liderado por un estelar Kawhi Leonard y fue decisivo en los Playoffs por su capacidad de liderazgo, su aportación defensiva y varias canastas capitales.

Dos carreras brillantes y paralelas que se cruzan con la selección española, donde juntos ganaron el Mundial de Japón en 2006, la medalla de plata en los Juegos de Pekín-2008 y Londres-2012 y el título de los europeos en 2009, 2011 y 2015.

Durante años, escribieron su historia por separado. Este jueves lo hicieron juntos, en un broche de oro a dos carreras exitosas, únicas e irrepetibles.

Posted in Con Criterio, Opinión

Tras numerosas frustraciones, ¿festejará Messi a la novena?

Posted on

(AFP) – carrera habiendo ganado algo con la selección o intentarlo todas las veces posibles”. Lionel Messi llega a la Copa América de Brasil-2019, en su noveno torneo oficial con la selección argentina, con el desafío de cumplir su sueño con la Albiceleste.

Tras cuatro Mundiales e igual cantidad de Copas América disputadas con Argentina, y habiendo perdido cuatro finales, a Messi poder levantar un trofeo de campeón con su selección se ha transformado en una obsesión.

Con 31 años y a punto de cumplir 32 -el 24 de junio, en plena Copa América de Brasil-, a la ‘Pulga’ se le van achicando las posibilidades de ser campeón con la Albiceleste, objetivo que persigue desde hace 13 años, cuando disputó el Mundial de Alemania-2006, su primer torneo oficial.

Es precisamente la selección germana la que más disgustos le ha dado a la ‘Pulga’ en su carrera con la Albiceleste, dejándolo con las manos vacías en tres de los cuatro Mundiales que jugó, incluyendo la final de Brasil-2014 en el estadio Maracaná con el gol en el alargue de Mario Goetze.

Francia, Chile en dos ocasiones, Uruguay y Brasil fueron los otros ‘culpables’ de que Messi no pudiera coronarse con Argentina, selección que ya lleva 26 años sin ganar un torneo, desde la Copa América de Ecuador-1993.

– Alemania-2006: su primera frustración, sentado en la banca –

En el mítico estadio Olímpico de Berlín y durante los cuartos de final del Mundial de 2006, un juvenil Messi de tan sólo 19 años sufrió su primera decepción con Argentina.

Relegado a la banca de suplentes y sin que el DT José Pekerman, en una cuestionada decisión, le diera la posibilidad de ingresar para cambiar el destino del partido, Messi veía como en la tanda de penales Alemania eliminaba a Argentina.

– Venezuela-2007: primera final perdida –

Un año más tarde, la Albiceleste dirigida por el ‘Coco’ Alfio Basile era la gran candidata al título con un equipo plagado de estrellas como Juan Román Riquelme, Javier Mascherano, Hernán Crespo y un Messi que dejó en el recuerdo un golazo en semifinales a México con un sutil globo por sobre el portero azteca.

Pero el 15 de julio en el estadio ‘Pachencho’ Romero de Maracaibo, Argentina sufrió una dura derrota 3-0 frente al Brasil de Dunga que se transformó en la primera final perdida para Messi.

– Sudáfrica-2010: Alemania fue demasiado para la caótica Argentina de Maradona –

Otra vez Alemania y otra vez en cuartos de final de un Mundial, el de Sudáfrica-2010

La Alemania de Bastian Schweinsteiger, Miroslav Klose, Thomas Muller y compañía fue demasiado para una caótica selección argentina que dirigía Diego Maradona y que venía de vencer en octavos de final a México, con una recordada actuación de Carlos Tevez.

Pero en el estadio Mundialista de Ciudad del Cabo, Alemania no le dio opciones a la Albiceleste, que fue desbordada en todos los sectores del campo y ya a los tres minutos de juego se vio en desventaja en el marcador, para finalmente irse humillada 4-0.

– Argentina-2011: la Celeste se cruza en su camino –

Argentina volvía en 2011 a organizar una Copa América y Messi y compañía tenían la ocasión ideal para consagrarse ante su público en el estadio Monumental de Buenos Aires, donde se disputaría la final.

Pero el equipo conducido por Sergio Batista nunca se mostró como una fuerza arrolladora y empezó a sufrir desde el partido inaugural, en el que sorpresivamente empató 1-1 con Bolivia en La Plata.

Su destino quedaría marcado en cuartos de final, en el estadio de Colón de Santa Fe, donde pese jugar con un hombre más todo el segundo tiempo y la prórroga -fue expulsado Diego Pérez- Argentina no pudo doblegar a Uruguay, el partido terminó 1-1 y en los penales Fernando Muslera le atajó el remate a Carlos Tevez y la Celeste se encaminó hacia su decimoquinto título de Copa América.

– Brasil-2014: Alemania y la final más dolorosa –

El Mundial de Brasil-2014 es quizás la decepción más grande sufrida por Messi, que quedó a un paso de ganar el título mundial.

La selección de Alejandro Sabella le jugó de igual a igual la final en el Maracaná a la poderosa Alemania, que venía agrandada tras humillar 7-1 en semifinales a Brasil, y a punto estuvo de quedarse con su tercer título mundial.

Pero a los 113 minutos de partido apareció Mario Goetze, batió a Sergio Romero y Alemania terminó conquistando su cuarto título mundial y Messi perdió su segunda final con Argentina, las más dolorosa.

– Chile-2015: la Roja y los penales (parte I) –

Un año después de la final perdida en el Maracaná, Argentina y Messi volvieron a quedar a las puertas del título, pero en esta oportunidad se les cruzó la ‘generación dorada’ del fútbol chileno.

El estadio Nacional de Santiago fue testigo de como Gonzalo Higuain fallaba su remate desde los doce pasos en una dramática definición por penales y Chile conseguía el primer título de su historia, al tiempo que volvía a dejar a la ‘Pulga’ con las manos vacías.

– Copa América Centenario-2016: La Roja y los penales (parte II) –

Nuevamente Arturo Vidal, Alexis Sánchez y compañía se interpusieron en el camino de Messi de ganar un título contra Argentina en la Copa América Centenario, celebrada en 2016 en Estados Unidos.

Otra vez Argentina llegaba al partido decisivo con el mote de favorita a cuestas y con un Messi en estado de gracia, pero Chile y una nueva definición por penales le impidieron festejar.

La frustración por una nueva final perdida -y el penal que tiró a las nubes en la definición- llevaron a Messi a anunciar que abandonaba a la Albiceleste en el mismo estadio MetLife de East Rutherford, vecina a Nueva York y sede del partido, pero días después modificó su decisión de abandonar su carrera como internacional.

– Rusia-2018: lo que mal inicia…-

La clasificación a Rusia-2018 había sido una pesadilla para Argentina. Con varios técnicos cambiados durante el clasificatorio sudamericano, finalmente y gracias a Messi la Albiceleste llegó a buen puerto.

Con Jorge Sampaoli como su seleccionador, Messi apareció en todo su esplendor en la última fecha, cuando la sombra de la eliminación tenía al país en ascuas, y con tres goles le dio a la Albiceleste una festejada victoria en Quito ante Ecuador y el pase a Rusia-2018.

Pero Sampaoli nunca pudo darle un esquema de juego al equipo, que llegó al Mundial con más dudas que certezas.

Y todas esas dudas afloraron durante el torneo, en el que Argentina logró una angustioso boleto a octavos de final tras vencer sin sobrarle nada a Nigeria por 2-1 en su única victoria en la fase de grupos.

Ya en la segunda ronda, la Albiceleste fue eliminada por Francia, que le ganó 4-3 y Messi sumó su octava frustración con su selección.

Ahora llega la Copa América de Brasil-2019, donde buscará de una vez por todas levantar una Copa y acallar cualquier crítica que en Argentina todavía hay sobre el mejor jugador del mundo.

ma/mcd

Posted in Con Criterio, Opinión

México y Estados Unidos son candiles de Concacaf, pero oscuridad en la FIFA

Posted on

(AFP) – México y Estados Unidos reinan en solitario en la Copa Oro, el torneo de naciones de la Concacaf que arranca el sábado y cuyas 13 ediciones previas han sido cómodamente dominadas por las dos potencias norteamericanas, prácticamente sin excepción.

Pero esa hegemonía no se repite cuando salen de la zona de Concacaf -que comparten con Canadá, Centroamérica y el Caribe- y deben competir con las poderosas selecciones suramericanas y europeas.

Al acercarse una nueva edición de la Copa Oro, México luce en plena forma bajo el mando del técnico argentino Gerardo “Tata” Martino, que lo tiene invicto en sus últimos amistosos.

Los aztecas vencieron el pasado domingo a Ecuador 3-2, y pocos antes se impusieron a Venezuela por marcador de 3-1, a Paraguay (4-2) y a Chile (3-1).

Estados Unidos, bajo el mando de Gregg Berhalter, no ha exhibido el mismo poderío, y lució extraviado en sus amistosos del 9 de junio, cuando cayó 3-0 ante Venezuela, y del 5 de junio ante Jamaica, con derrota 1-0.

Mientras en México los resultados han generado un clima de triunfalismo, en Estados Unidos el ambiente es de desazón al acercarse el inicio de la Copa Oro.

El comentarista mexicano David Faitelson, de ESPN, alertó en Twitter sobre el triunfalismo de los resultados mexicanos.

“Llegará el momento de medir y de establecer si Martino ha logrado llevar al futbol mexicano al ‘siguiente nivel’. Por ahora los síntomas, las sensaciones, las percepciones son buenas, pero no caigamos, por favor, en las típicas exageraciones de un futbol subdesarrollado”, escribió Faitelson.

Por su parte, Andrew Dowdeswell, del portal de fútbol estadounidense MLS Muliplex, planteó serias dudas que deja el equipo de las barras y estrellas.

“Al acercarse la Copa Oro 2019, Gregg Berhalter y sus jugadores tienen mucho que responder. Desde el personal escogido hasta las tácticas empleadas, hay mucha incertidumbre alrededor de (la selección estadounidense), lo que no es ideal antes del gran torneo veraniego”, escribió Dowdeswell.

Sin embargo, las dos selecciones sobresalen en la Concacaf, una zona que presenta escasos rivales de peso, con las excepciones de Honduras y Costa Rica en Centroamérica, y los intermitentes Jamaica y Trinidad y Tobago en el Caribe.

Prueba de ello es su dominio en las 13 ediciones de la Copa Oro, con siete títulos en poder de México, cinco de Estados Unidos, y una sola copa en manos de Canadá.

En la clasificatoria mundialista se repite un cuadro similar: Estados Unidos ha estado en 10 mundiales, con presencia consecutiva desde 1990, salvo en Rusia-2018.

Su marca solo es superada por México, con 16 mundiales en su historial. Costa Rica es el tercer combinado de Concacaf con más mundiales, con apenas cinco.

Pese a esa elevada presencia en torneos internacionales, ni México ni Estados Unidos han logrado descollar fuera del confort de la Concacaf.

México alcanzó los cuartos de final en dos Mundiales, 1970 y 1986, en los que fue la sede del máximo torneo futbolístico. Fuera de su territorio no ha alcanzado el mismo nivel.

El mejor torneo de la FIFA para México fue en la Copa Confederaciones de 1999, que ganaron los aztecas jugando de locales.

Para los estadounidenses, su mayor gloria fue el tercer lugar en el Mundial de 1930, en los albores del fútbol internacional. Luego, su mejor resultado fue alcanzar cuartos de final en el Mundial de Corea y Japón-2002, terminando octavo en el torneo.

La Copa Oro, que comienza el próximo 15 de junio, será un indicio para anticipar si Estados Unidos y México están encaminados al “siguiente nivel” del fútbol internacional.

Posted in Con Criterio, Opinión

El fútbol también enseña sobre el manejo de la reputación

Posted on

Una de las máximas de la comunicación estratégica y la construcción de la reputación de una empresa, marca u organización es comunicar sobre bases sólidas.

El riesgo que se corre cuando se comunica sobre supuestos o promesas es alto y, aunque podría pensarse que una inversión riesgosa genera altos réditos, lo cierto es que en materia de comunicación no es así.

En términos generales, es preferible sobrepasar las expectativas de lo que hemos comunicado a nuestros clientes, usuarios o seguidores, que no alcanzar o incluso cumplir lo que se promete.

Cuando una empresa u organización basa su comunicación en una promesa y esa promesa no se cumple, el costo de reconstrucción de la reputación es enorme y no suele ser proporcional a la ganancia que se hubiese obtenido en caso de que la promesa resultara cierta.

Cuando se superan las expectativas, el sentido de logro es mucho mayor, así como la frustración es más grande cuando lo prometido no se logra.

Un ejemplo de esta situación la acaba de vivir Liga Deportiva Alajuelense, que utilizó como promesa para la celebración de su centenario lograr el campeonato en el torneo nacional de fútbol.

Sin duda, ante semejante promesa, la afición respondió y acudió al estadio a acompañar a su equipo de forma masiva. No obstante, la decepción de no alcanzar lo prometido no solo ocasionó una serie de consecuencias en el ámbito deportivo si no también fuertes repercusiones en la reputación de uno de los equipos de fútbol más seguidos en Costa Rica.

El caso contrario lo vivieron los clubes europeos Liverpool y Tottenham quienes, contra todos los pronósticos, lograron -no solo- revertir marcadores adversos, sino sorprender a propios y extraños pues ninguno de los dos era favorito en sus series, pero llegaron a la final de la Liga de Campeones de la UEFA, uno de los torneos de fútbol más prestigiosos y seguidos del mundo.

Independientemente de que finalmente el Liverpool resultó campeón, los aficionados de ambos clubes los recibieron como héroes pues ninguno de los dos prometió traer el título. De este otro lado del mundo, fuimos testigos de la manera en que los sancarleños celebraron su campeonato, fue tanta la euforia que los mismos saprissistas reconocieron que perder el título con San Carlos no fue tan doloroso.

Mientras tanto, algunos jugadores de la Liga Deportiva Alajuelense manifestaron, en declaraciones a medios de comunicación, que tuvieron que tomar precauciones extra cuando visitan lugares públicos pues es usual que sean increpados por fanáticos decepcionados.

La administración de la reputación de una marca o empresa es algo que debe hacerse de manera estratégica y profesional pues construirla puede tomar muchos años, pero perderla solo minutos. Por eso prepárese para el manejo de la reputación de su empresa en épocas de celebración y gloria, pero más importante aun en épocas de dificultad.

Escrito por Marcela Alfaro – Gerente de Comunicación CCK

Posted in Con Criterio, Opinión

La nueva vida en rosa de Carapaz, el ciclista que abrió camino para Ecuador

Posted on

(AFP) – Existe un género de deportistas indómitos que se revelan con escasos medios y mucho pundonor contra la suerte que el destino les reservaba por su condición o lugar de nacimiento. El nombre de Richard Carapaz, ganador de la ‘maglia’ rosa’del Giro de Italia 2019, quedará asociado de forma indeleble a una gesta nunca antes alcanzada por un corredor ecuatoriano.

En efecto, uno de los hándicaps de los precursores es carecer de referencias cercanas con las que identificarse y que hayan abierto vereda en el profesionalismo de la disciplina en cuestión. Así le ocurrió a Carapaz, en un país en la que el ciclismo tenía un recorrido mucho menor que en la vecina Colombia.

Pero en su ADN parece estar escrito el abrir camino. Fue el primer corredor no colombiano en adjudicarse la Vuelta de la Juventud de Colombia.

A él le tocó pedalear contra el viento, y comenzó a hacerlo en una BMX sin gomas, todo lo que podía permitirse su humilde familia de agricultores y transportistas.

– Colombia, puerta a Europa –

“Empecé a los 15 años en una escuela de la provincia donde vivía, mi trayectoria durante estos años ha sido difícil por vivir en un país donde no existe el ciclismo y tuve que emigrar a Colombia donde se me abrieron muchas puertas y pude competir a nivel amateur, lo que me sirvió para venir a Europa y fichar por el equipo Movistar”, recordaba Carapaz en una jornada de descanso en el Giro.

No es de extrañar que sus ídolos procediesen de países lejanos, como el italiano Marco Pantani. “Cuando yo inicié, mi primer mentor me hablaba mucho de él, me empezó a gustar, miré videos a través de Youtube y me gustaba su forma de correr, su estilo”, confesó Carapaz sobre el ‘Pirata’, ganador la ronda italiana en 1998.

En 2016 dio el salto al equipo español Lizarte sin tener un contrato profesional. “En la categoría amateur tenemos el privilegio de compartir el día a día con el ciclista. Eso nos permite ver detalles indicativos de sus posibilidades a largo plazo.

En el caso de Richard, cuando estaba en nuestro equipo no sabíamos si llegaría a ganar el  Giro de Italia algún día… Pero, si hubiera tenido que apostar justo antes de este Giro, lo hubiera hecho por su victoria. Sabíamos que tenía las opciones y el nivel para lograrlo”, recuerda Juanjo Oroz, director del equipo por el que pasó también el costarricense Andrey Amador.

– ‘Nadie le ha regalado nada’ –

Pronto pasó al Movistar, donde aprendió y se forjó a la sombra de Nairo Quintana y de Alejandro Valverde. Primero descubrió la Vuelta a España (36º), y un año después conquistó su primera Vuelta a Asturias.

“Cuando ha descubierto su potencial como posible ganador de vueltas de una semana o incluso más ha comenzado a medir un poco más sus esfuerzos y seguir la estrategia del equipo. Nadie le ha regalado nada”, explica su hoy director Eusebio Unzué.

Sólo otro sudamericano subió al cajón más alto del Giro, el colombiano Nairo Quintana. Y sólo otros ‘escarabajos’ como Rigoberto Urán, Esteban Chaves y Miguel Ángel López, además del venezolano José Rujano, pisaron el podio final.

Ecuador no cuenta con un gran curriculum de éxitos en competiciones deportivas de primer nivel, más allá de la victoria de Andrés Gómez en Roland-Garros en 1990, en atletismo (dos medallas olímpicas para Jefferson Pérez en 1996 y 2008), o con la victoria de la Liga Deportiva Uuniversitaria de Quito en la Copa Libertadores de 2008.

Carapaz ya escribió su nombre en la historia del ciclismo de su país cuando en 2018 ganó una etapa del Giro, convirtiéndose en el primer ecuatoriano en ganar una etapa en las tres Grandes Vueltas. Ahora lo ha hecho con letras doradas, o de color rosa, como la ‘maglia’ que probablemente pasará a decorar las paredes de la humilde casa familiar de la aldea andina de Playa Alta.

Posted in Con Criterio, Opinión

Jürgen Klopp, el “perdedor de lujo, consiguió al fin su recompensa

Posted on

(AFP) -“No me veo como un perdedor”, había afirmado la víspera de la final de Liga de Campeones, convencido de que su profecía iba a ser más fuerte que su maldición, y así cuatro años después de su llegada en 2015 al Liverpool, Jürgen Klopp levantó un trofeo… ¡Y nada menos que la Champions!.

“Así es como entiendo la suerte: si trabajas (para ganar un título), llegará un día u otro”: a fuerza de perseverancia frente a la mala suerte y de una constancia a toda prueba, el técnico alemán llevó al Liverpool, vencedor 2-0 frente al Tottenham este sábado en Madrid, a lo más alto del fútbol europeo.

De golpe, Klopp ha entrado en la leyenda de los Reds al nivel de los míticos Bob Paisley y Bill Shankly.

A pesar de su juego atrevido y una gestión fuera de lo común, el destino deportivo de este carismático rubio de las gafas translúcidas, marcado por tres finales europeas perdidas podría haber sido otro.

“¡Probablemente soy el que tiene el récord del mundo de semifinales ganadas en estas siete temporadas! Si tuviera que escribir un libro sobre eso, nadie lo leería”, admitió con humor el viernes.

– Maldición –

Y es que desde su primera hazaña inacabada en la más prestigiosa de las competiciones continentales con el Borussia Dortmund en 2013, el exjugador de la segunda división alemana sufrió una auténtica maldición.

Derrotado con el Liverpool en la final de la Europa League, la segunda competición de clubes, por el Sevilla en 2016, Klopp cayó el pasado año frente al Real Madrid de Zinedine Zidane en su intento de conseguir la sexta Copa de Europa de la historia del club inglés.

Y está la liga inglesa, que el Liverpool no gana desde 1990 y que este año se le volvió a escapar pese a un resultado histórico (97 puntos frente a los 98 del Manchester City). ¡Nunca en los anales de la Premier League, un segundo clasificado había tenido tal rendimiento!

Su tercera final de Champions, la segunda consecutiva con el Liverpool, ha sido finalmente la buena. Una gran recompensa para el extécnico del Maguncia (2001-2008), considerado por los analistas y sus homólogos europeos, como el mejor entrenador “del momento”.

“Si fuese jugador, me gustaría ser entrenado por este tipo, que da una imagen de técnico cercano a sus jugadores, muy exigente, muy duro, pero que te da ganas de superarte”, había afirmado a la radio RMC Christophe Galtier, elegido mejor entrenador de la liga francesa esta temporada.

Siempre listo para dar un buen titular a los medios y aficionado al “heavy metal”, Klopp logró sobre todo la hazaña de hacerse querer por la muy exigente ciudad de los Beatles, tanto por su eléctrico estilo de juego como por su personalidad humilde y auténtica.

– “Normal one” –

El que fue calificado de ‘Normal One’ a su llegada al banquillo del Liverpool no ha descuidado su proximidad con los aficionados ‘Reds’, hasta el punto de ir a beber una cerveza con sus vecinos en el pub de su barrio, o pasear a sus perros junto al río Mersey como otro señor cualquiera.

El punto culminante de su relación con los ‘Scousers’ sigue siendo, sin duda, su obra maestra en la vuelta de semifinales de la Champions hace tres semanas: la ya famosa ‘Redmontada’ contra el FC Barcelona sobre el césped de Anfield.

Derrotado 3-0 por el equipo encabezado por Leo Messi en la ida, su equipo logró lo imposible ganando 4-0 en casa tras varias arengas inspiradoras y una buena táctica.

¡Y eso sin sus estrellas Mohamed Salah y Roberto Firmino!

Loco de alegría al final del partido, inmortalizó esa noche única cantando junto a sus jugadores el famoso himno “You’ll never walk alone”, en una escena para la posteridad.

“No es gracias a la táctica, ni a la filosofía de juego”, dijo José Mourinho, el antiguo “Special One” ahora comentarista en beIN Sports.

“Es una cuestión de corazón, de alma y de la empatía fantástica que ha creado con su grupo de jugadores”, lo que hizo la diferencia, añadió.

“¡Si hubiera sabido que esto era así aquí, sin duda habría aceptado un contrato más pequeño!”, se había entusiasmado Klopp y con la hazaña de este sábado, su historia de amor está lejos de acabarse…

Posted in Con Criterio, Opinión

Daniele De Rossi, entre el enfado y las lágrimas

Posted on

(AFP) – Despedida y lágrimas otra vez. Dos años después de haber llorado el final de la carrera de Francesco Totti, los ‘tifosi’ de la AS Roma dicen adiós este domingo a Daniele De Rossi y sus 18 temporadas como ‘giallorosso’, pero esta vez el enfado acompaña a la tristeza. Leer Más

Posted in Con Criterio, Opinión

Lewandowski, Gnabry, Süle: los hombres del título del Bayern

Posted on

(AFP) – El Bayern de Múnich, campeón de Alemania por séptimo año consecutivo, se ha apoyado para este éxito en figuras consagradas (Robert Lewandowski) pero también en jóvenes emergentes (Serge Gnabry, Niklas Süle) que son una garantía de relevo generacional.

Estos son los nombres propios que deja la temporada del 29º título nacional del gigante bávaro:

. Lewandowski, la gran estrella

En la Bundesliga, el polaco Roberto Lewandowski no tiene rival. Se le reprocha que no responde al mismo nivel en las noches decisivas de Liga de Campeones, pero en el campeonato nacional está acostumbrado a pulverizar a sus rivales.

Después de tres temporadas con 29 o 30 goles, en la 2018-2019 ‘sólo’ ha firmado 22. Pero como contrapartida ha dado 13 asistencias a sus compañeros. A sus 31 años se ha ido configurando como un jugador más completo.

. Gnabry, la revelación

Ha sido la revelación de la temporada en Alemania. Más polivalente que veteranos del equipo como Franck Ribery o Arjen Robben, Gnabry ha eclosionado a sus 23 años, tanto en el Bayern (10 goles en esta Bundesliga) como en la selección nacional.

Hijo de una alemana y un marfileño, es el estandarte de la ‘generación Sub-25’ que marca el ritmo ya en Múnich, con nombres como Joshua Kimmich, Niklas Süle, Leon Goretzka, Kingsley Coman y Corentin Tolisso.

“En su primera temporada con nosotros ha dado un gran paso adelante para su carrera”, celebró su director deportivo, Hasan Salihamdzic, que decidió renovarle hasta 2023.

. Süle, la montaña mágica

A sus 23 años, este defensa de gran envergadura (1,95 metros y 97 kilogramos) conquistó esta temporada un puesto de titular en el centro de la zaga, relegando a dos pesos pesados, Mats Hummels y Jérôme Boateng, a alternarse en el banquillo.

También les desplazó en la selección. Su regularidad y su fiabilidad le hacen ser un jugador de garantías.

Demostró igualmente que sabe marcar cuando el equipo está en apuros, como el 20 de abril ante el Werder Bremen (1-0, minuto 75). Su gol evitó al Bayern perder el primer puesto.

. Ribery, el adiós a una estrella

El ‘Kaiser Franck’ conquistó su noveno título de campeón de Alemania, un récord absoluto en la Bundesliga, y tiene la posibilidad de lograr el sexto en la Copa de Alemania el próximo fin de semana ante el RB Leipzig.

A ello se sumó sobre todo la Liga de Campeones de 2013, la joya de la corona. Una cosecha impresionante para Ribery.

Este curso ha alternado fases en las que jugaba con otras en las que no, a menudo debido a lesiones. Poco a poco fue dejando su hueco a su compatriota Kingsley Coman, pero el aplaudímetro no engaña y Ribery sigue siendo un ídolo para los hinchas de Múnich.

Abandonará el equipo a sus 36 años y es el símbolo de una generación que va dejando su hueco.

Este sábado, antes del último partido liguero ante el Eintracht de Fráncfort, Ribery fue homenajeado en una breve ceremonia, junto a otros dos símbolos que también abandonarán el club muniqués al término de este curso, el holandés Arjen Robben y el brasileño Rafinha.

Ribery y Robben, con un tanto cada uno en la victoria final (5-1) ante el Eintracht, vivieron una despedida de ensueño.

Posted in Con Criterio, Opinión