MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Martes 20 de Noviembre del 2018 - 7:13 AM

Carmelita merece ser la base del cambio generacional que requiere la Selección

Posted on

Share this on anywhere you want!

Columna: Entre veredas lúcidas y turbias

Carmelita está demostrando lo que es saber manejar un gran proceso en la formación de jugadores y es por ello que no me cabe la menor duda de que sus jóvenes futbolistas deben ser los hombres a los que se les dé la oportunidad y responsabilidad de llevar a cabo el rejuvenecimiento, que tanto se necesita, de la Selección Nacional con miras a la próxima cita mundialista.

Vuelvo a ver la tabla de máximos goleadores y no me sorprendo de ver a Bryan Rojas como principal artillero. Sus capacidades son extraordinarias y están más que comprobadas; esa velocidad que posee o su versatilidad, pero ahora solo aguardo por verlo junto a Mayron George como la dupla en ataque de la tricolor.

Pero no es por un solo nombre que destaco el proyecto carmelo. Puedo mencionarles a jugadores como Bernald Alfaro, Luis Carlos Fallas, Suhander Zúñiga y varios más que, probablemente no suenen conocidos, pero que tienen mejores habilidades y mayor nivel que muchos de los extranjeros que están hoy jugando en el país.

Pocos se arriesgan a disputar un partido con 1 ó 2 jóvenes dentro del campo, pero Carmelita lo hace, jornada a jornada, sin temor con hasta 9 o más juveniles y todos formados en sus divisiones menores.

Sin crear presión, pero en los pies de todos los que forman a Carmelita está gran parte del futuro de la Selección Nacional, porque en el equipo patrio urge el cambio generacional y son ellos los que más están colaborando en este apartado.

Solo espero que sigan el camino que han construido. Continúen exportando futbolistas a Europa, a Norteamérica o a cualquier otro país, así como con Andy Reyes, pero no permitan que los clubes tradicionales se les lleven a sus jóvenes figuras; ellos también pueden formar a sus propias estrellas.

Recuerdo cuando, hace como un mes atrás, el presidente de Carmelita dijo que se vestían como pobres, andaban como pobres y comían como pobres, porque eran pobres; señor, permítame decirle que su equipo no es pobre, que salen económicamente con el día a día, sí; pero eso, para mí no los hace pobres, al contrario, ustedes son grandes, de admirar; porque han confiado como pocos lo hacen en muchachos humildes y los han formado como personas y como profesionales y eso es más importante que viajar en un bus de lujo o que hospedarse en un hotel 5 estrellas.

Lo anteriormente manifestado es la opinión del periodista y no tiene relación alguna con la línea editorial de este medio.