MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Miercoles 19 de Septiembre del 2018 - 3:53 AM

Atletismo llena de gloria al país mientras que el fútbol masculino genera decepción

Posted on

Share this on anywhere you want!

Columna: Punto ciego

Con las situaciones suscitadas recientemente siento que sería un buen momento para cuestionarnos cuál debería ser el deporte predilecto de nuestro país. Siempre ha sido el fútbol en su rama varonil, sin embargo, ver el auge que está presentando el atletismo me hace dudar seriamente de ello. En los últimos meses el fútbol masculino solo nos ha llenado de cólera, decepciones y otros infortunios, mientras que el atletismo nos entrega medallas y reconocimiento internacional que nos enorgullece.

Un nombre que hasta hace poco no sonaba es el de Andrea Vargas, quien me atrevo a decir que en su velocidad y dedicación puede estar nuestra próxima medalla olímpica.

Esta muchacha es el mejor ejemplo de que el límite de cada persona es simplemente subjetivo, porque a Vargas el tener una hija no la detuvo en sus aspiraciones, al contrario, Avril es su mayor motivación y quien la impulsa a seguir mejorando.

Dicen que las comparaciones son tediosas, pero creo que es la mejor manera para demostrar cosas y por eso traigo a la palestra los más recientes eventos de ambos deportes.

El Mundial de Rusia fue una vergüenza, desde el plano deportivo hasta el comportamiento de los aficionados, el más reciente torneo UNCAF de la tricolor sub 20 fue otro desastre, puesto que es mínimo lo rescatable. Ahora bien, el Iberoamericano de atletismo que acabó hace poco en Perú dejó a la delegación nacional 6 medallas: 1 oro, 3 platas y 2 bronces.

Se nota la diferencia entre lo que es participar y competir.

Por qué no pensar que antes de celebrar una Copa Oro se puede festejar una medalla olímpica, panamericana o campeonato mundial gracias a Roberto Sawyers, Daniela Rojas, Nery Brenes, Gerald Drummond, Juan Diego Castro u otros deportistas de grandes capacidades.

Antes de caer en pensamientos vacíos; quise delimitar mi sentimiento crítico solamente hacia las selecciones de fútbol masculinas porque soy coherente y a las mujeres de la escuadra patria no tengo nada que reprocharles, ellas hacen lo propio y de manera muy destacable, generando en mí un inmenso orgullo.

No piensen que ahora me acomodo a donde mejor pega el sol. Siempre he respetado y seguido el atletismo, porque no solo de fútbol hay que vivir.

Este deporte crece a pasos firmes desde hace muchos años, con un Nery Brenes que ha estado en 3 Juegos Olímpicos, que ha sido campeón panamericano y mundial, o como Juan Diego Castro que con sus tiempos no parece que sea tan joven, pero bueno ese es el talento que posee y se le admira.

En esto no hay excusas, pero solo me imagino como podría destacar aún más el atletismo de este país si la Federación Costarricense de Atletismo (FECOA) tuviese la misma cantidad de ingresos que tiene en este momento la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol). El atletismo costarricense podría acostumbrarnos a medallas y premios, incluso a ser una delegación con potencial de favorita.

Lo anteriormente manifestado es la opinión del periodista y no tiene relación alguna con la línea editorial de este medio.