MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Martes 10 de Diciembre del 2019 - 8:53 PM

Asher-Smith y Holloway se cuelgan sus primeros oros mundiales

Posted on

Share this on anywhere you want!

(AFP) – La británica Dina Asher-Smith y el estadounidense Grant Holloway, dos de las jóvenes promesas del atletismo, se coronaron este miércoles en Doha en los 200 metros y los 110 metros vallas, respectivamente, con lo que estrenaron su palmarés de títulos mundiales.

El relevo generacional parece estar servido y el futuro de la velocidad parece muy esperanzador para Asher-Smith, gran favorita de la prueba y que se convierte en la primera británica en ganar un oro mundial en una prueba de esprint.

Un día después de que el estadounidense Noah Lyles venciera en la categoría masculina de esa distancia, Asher-Smith, de 23 años, paró el crono en 21.88, lo que le valió para batir su récord nacional y superar en el podio de la prueba a la estadounidense Brittany Brown (22.22), plata, y a la suiza Mujinga Kambundji (22.51), bronce.

“No tengo palabras. He soñado muchas veces con esto y ahora es una realidad”, declaró la velocista londinense.

El anterior récord británico lo había logrado Asher-Smith el año pasado en Berlín (21.89).

Asher-Smith logra su segunda medalla en Doha-2019, después de la plata de los 100 metros, donde fue superada por la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce, que no compitió en los 200 metros.

Con 23 años, la estrella británica arrasó el año pasado en el Europeo de Berlín, donde logró un triplete de títulos (100, 200 y relevo 4×100 metros).

En Mundiales es su tercera medallas tras dos en relevos 4×100, un bronce en Moscú-2013 y una plata en Londres-2017. En los Juegos Olímpicos de Rio-2016 también fue bronce en el relevo 4×100 metros.

Las bajas allanaron el camino a Dina Asher-Smith, una ‘celebrity’ en su país, en la que se le puede ver regularmente en portadas de revista o desfiles de moda.

La holandesa Dafne Schippers, campeona de las dos últimas ediciones, renunció a competir antes de las series, debido a la lesión en la ingle que había sufrido en las semifinales de 100 metros y que ya le impidió estar en esa final.

También renunció a las series de 200 metros la marfileña Marie-Josée Ta Lou, bronce el domingo en los 100 metros en Doha-2019 y subcampeona mundial de 200 metros en Londres-2017, que se había dañado la rodilla, también el domingo en los 100 metros.

Por su parte, la vigente campeona olímpica de 100 y 200 metros, la jamaicana Elaine Thompson, renunció antes de las semifinales igualmente por motivos físicos.

– Ortega, muy enfadado –

Por su parte, el estadounidense Holloway se impuso en una accidentada final de 110 metros vallas (13.10), en la que el español Orlando Ortega (13.30), ganador este año de la Liga de Diamante, fue quinto y terminó muy enfadado.

¿El motivo? Que cuando empezaba a remontar posiciones, el jamaicano Omar McLeod entró en contacto con él y terminó luego en el suelo, tras molestar al vallista español nacido hace 28 años en Cuba.

“Es evidente que él (McLeod) entra en mi calle y yo tengo que empujarle para poder pasar con la mano. La IAAF (Federación Internacional de Atletismo) tiene que hacer algo. Deben hacer algo. Me han robado una medalla”, afirmó en sus primeras declaraciones a la televisión pública española (TVE).

La plata fue para el ruso que compite con bandera neutral Sergey Shubenkov (13.15), mientras que el francés Pascal Martinot-Lagarde (13.18) fue bronce.

Para Holloway, de 21 años, es su primer título mundial, en una gran temporada, en la que logró el mejor crono del año (12.98, el pasado mes de junio en Austin, Texas).

Estados Unidos suma y sigue en Doha-2019, donde está arrasando en el medallero, ya con dieciocho metales, ocho de los cuales son de oro.

En la otra final del día, el polaco Pawel Fajdek prolongó su hegemonía en el lanzamiento de martillo, sumando un cuarto título mundial consecutivo.

Fajdek tuvo un mejor lanzamiento de 80,50 metros.

El polaco Wojciech Nowicki (77,69 m) y el español Javier Cienfuegos (76,57), dos de los favoritos, fueron cuarto y séptimo en la final.