MarioSegura.com
San José, Costa Rica - Miercoles 23 de Septiembre del 2020 - 8:05 PM

85 años de la gesta de Jesse Owens

Posted on 1

Share this on anywhere you want!

Hoy hace 85 años, el atleta estadounidense «Jesse» Owens, logró en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 ganar su fama internacional al conquistar cuatro medallas de oro en las pruebas de 100 m, 200 m, salto de longitud y la carrera de relevos 4×100 m.

Nacio el 12 de septiembre de 1913, Oakville, Alabama, Estados Unidos y falleció el 31 de marzo de 1980, Tucson, Arizona, Estados Unidos, su esposa, Minnie Ruth Solomon (m. 1935–1980) con las que tuvo 3 hijos: Beverly Owens, Gloria Owens, Marlene Owens

Contra todo pronóstico, en tan sólo seis días, el atleta estadunidense consiguió cuatro medallas de oro durante su participación en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936. Su hazaña fue vitoreada por muchos atletas y expertos del tema a través de la historia.

Jesse obtuvo su primera medalla de oro cuando ganó la carrera de los 100 metros. Un día más tarde ganó la prueba del salto más largo, 24 horas después superó los 200 metros planos y luego, junto con más compañeros, lograron el máximo reconocimiento al superar los 4×100.

El estadunidense alcanzó lo imposible: ganarle a los alemanes. Bajo el régimen del partido nazi, las competiciones se realizaron en la capital alemana Berlín. Como era de esperarse, la población local hizo lo imposible para apoyar a sus compatriotas. Sin embargo fueron opacados por el enorme talento de Owens en las competiciones.

En su autobiografía The Jesse Owens Story (1970), confesó haber recibido una carta de felicitación oficial por parte de Adolf Hitler y el gobierno alemán. Asimismo en una entrevista para el diario The Pittsburgh Press en 1936, aclaró que sí estrechó la mano del alemán pero todo ocurrió tras las cámaras.

«Hitler tenía controlado su tiempo tanto para llegar al estadio como para marcharse. Sucedió que debía irse antes de la entrega de medallas de los 100 m. Pero antes de que se fuera yo me dirigí a una transmisión televisiva y pasé cerca de él. Él me saludó y yo le correspondí. Creo que es de mal gusto criticarle si no estás enterado de lo que realmente pasó.»

Después de vivir en la cima, donde los alemanes le pedían autógrafos y fue condecorado por los aficionados, Jesse volvió a Estados Unidos esperando un pequeño reconocimiento por parte del gobierno. Pero cuando arribó a su país natal fue menospreciado gracias a que, en ese entonces, la gente de color no recibía los mismos derechos y prioridades que la población blanca.

Además, el presidente en turno Franklin Delano Roosevelt nunca lo recibió en la casa blanca (como a otros deportistas) por darle prioridad a sus campañas políticas y búsqueda de ganarse a los pobladores sureños del país, quienes eran racistas; tampoco le envió una felicitación por escrito.

Paulatinamente Jesse Owens fue perdiendo brillo, empezó a ser renegado dentro de la sociedad y volvió a su trabajo previo a su preparación para la competencia: un simple botones del hotel Waldorf-Astoria. Finalmente murió el 31 de marzo de 1980, en la ciudad de Tucson, Arizona.

One thought on “85 años de la gesta de Jesse Owens

  1. Helvin Hoffmann Mora says:

    Tuve la dicha de estar con Jesse Owens cuando llego al antiguo esstadio nacional en los a;os 60 y pico. Que grqande recuerso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *